Derbi Sevillano con sabor latino

En la reanudación de La Liga, el primer partido disputado fue un derbi sevillano, es decir, Sevilla vs Real Betis. En este encuentro los locales se impusieron 2-0 y se mantienen en el tercer escalón del torneo. Por su parte, los “Béticos” siguen en la posición número 12 con la incertidumbre de donde jugaran la próxima temporada, ya que se encuentran a 8 puntos de la zona de descenso.

Julen Lopetegui presentó el siguiente 11:

Por el lado de los visitantes, Rubi alineó a estos jugadores:

Antes de darse comienzo al partido, los jugadores se reunieron en la mitad de la cancha para realizar un minuto de silencio por las víctimas fallecidas debido al COVID-19. El árbitro dio comienzo al encuentro, y Sevilla mostró rápidamente una actitud ofensiva ante un Betis que iba a tener un partido muy difícil.

En el comienzo, se vio el claro dominio del conjunto local, que atacaba con muchos jugadores con avances por las bandas, tanto por derecha (con Ocampos y Navas), como por izquierda (con Munir y Reguillón). Así fue que en el minuto 11 el extremo argentino entró al área con el balón, disparó y lo estrelló en el travesaño, permitiendo a Robles suspirar de alivio.

Sevilla continuaba imponiendo su juego, y un corner centrado al primer palo en el minuto 20, fue rematado por Koundé con el hombro (falló el cabezazo) pero el balón no entró a la portería. Debido al largo tiempo sin jugar que llevaban los deportistas, el árbitro otorgó un párate para hidratarse llegados los 30 minutos.

Luego de 8 minutos de haberse reanudado el partido, el Real Betis pateaba por primera y única vez en el primer tiempo con un disparo lejano de Sergio Canales que se elevaba demasiado y no asustaba a Vaclík. Antes de terminar el primer tiempo, los locales tendrían una ocasión más, ya que en en el último minuto de reposición, Lucas Ocampos disparaba desde fuera del área en busca de la ventaja, pero Joel Robles le negaba el gol con una gran parada.

Revisando lo sucedido en el primer tiempo, hay que resaltar el ataque explosivo de Sevilla por las bandas, que también cumplían con un buen retroceso a la hora de defender. Por otro lado, a los visitantes les costaba mucho tomar la pelota y pasar la mitad de la cancha, siendo que la única forma de conseguir esto era mediante balones aéreos para que Borja Iglesias, quién tuvo duelos físicos con la defensa rival a la hora de disputarse los balones, aunque logró imponerse muchas veces.

Al comenzar el segundo tiempo, Rubi buscó, con el ingreso de Feddal por Sidnei, evitar que sus rivales buscaran tanto el gol mediante centros. En el minuto 47, tras una serie de rebotes, el balón llegó a los pies de Munir en el área rival, y con una media vuelta buscó convertir el gol, pero el portero estaba atento para detener el disparo y quedarse con la pelota.

En el minuto 53, Sevilla seguía mostrando su poderío ofensivo mediante centros, y tras un corner botado al punto penal, Marc Bartra cabeceó el balón, pero al hacerlo golpeó a De Jong en la nuca con su brazo, por lo que el árbitro marcó penal, el cual fue posteriormente confirmado desde el VAR. Ante la posibilidad de lograr la ventaja en el marcador, el encargado de patear el penal era Lucas Ocampos. Desde los doce pasos, el argentino abrió el pie y colocó la pelota rasa al lado del poste derecho (Joel se tiró hacia el otro lado) y convirtió el 1-0.

Con este gol, Lucas lograba marcar en 5 partidos consecutivos por La Liga (Espanyol, Getafe, Osasuna, Atlético de Madrid y Real Betis). Tras el gol, Sevilla no descansaba y continuaba con su búsqueda del triunfo, y a los 61 minutos, Ocampos realizó un centro al primer palo para que De Jong dejara pasar la pelota y, ante la sorprendida defensa “Bética” Fernando cabeceara y marcara el 2-0 en el marcador.

Con el 2-0 en el marcador, podíamos ver las caras largas en los jugadores visitantes, debido al mal partido jugado reflejado en el resultado. luego del gol las cosas no cambiaron demasiado, ya que Sevilla continuaba jugando en el campo rival, aunque los dirigidos por Rubi buscaban desesperadamente el descuento que no llegó, pero estuvo cerca con un falló de Loren Morón en el área chica, y un disparo de fuera del área de Canales que fue tapado por la defensa local.

Finalmente el partido termino con el 2-0 merecido para los vestidos de blanco que demostraron sus superioridad frente a un displicente y dormido Real Betis.

Comentarios de Facebook

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.