El fútbol en puntos suspensivos (Segunda Parte)

 

¡¡¡ THE CHAAMMPIONSS!!!…. Aquel grito, que aun en una lectura como esta se lee cantando, significa que la espera para ver de nuevo al fútbol era tan agobiante, como para todos los que soñamos y deliramos con el deporte rey.

Como lo prometí la última vez, volví para llevarlos de nuevo al viaje del mundo del fútbol a través de sus paras más importantes a nivel mundial; hoy hablaremos de dos épocas determinantes para la historia del deporte y de la humanidad: La Primera y la Segunda Guerra Mundial, los dos conflictos bélicos mas importantes en la historia.

EL FÚTBOL Y LAS GUERRAS MUNDIALES

Dos grandes conflictos bélicos sufrió la humanidad a lo largo de su historia, millones de documentales y testimonios se han tejido alrededor de estos dos eventos históricos, pero ¿el fútbol se vio afectado? Pues bien, a su modo y en su momento histórico, la pecosa se detuvo de esta manera en estos dos catastróficos y lamentables momentos de la historia:

No te olvides de seguirnos en nuestra cuenta de Instagram, @fanonesport

PRIMERA GUERRA MUNDIAL 1914-1918, conflicto bélico desarrollado entre imperios, considerado en el final como la caída de las águilas por la transformación paisaje imperial que reinaba en ese momento, llegó a tocar al fútbol a escalas inimaginables. Inglaterra, con su liga ad portas de nacer, desde el año 1915 y hasta 1919, dejó de disputar sus más tradicionales encuentros, para dar paso al batallón de futbolistas “Football Batallion”. La consigna al mejor estilo de la gallardía de los habitantes del gran Imperio Británico, “quien no va a la guerra es traidor de la patria”, como anécdota relevante, las mujeres ocupan el lugar de los hombres en el rectángulo de juego en partidos no oficiales y no reconocidos hasta hoy por el organismo regente en el país del Big Ben.

El "FOOTBALL BATALLION" en Inglaterra 1914-1918
El “FOOTBALL BATALLION” en Inglaterra 1914-1918

Caminando un poco este mapa bélico, llegamos al reino de Italia, con su recién nacida Serie A. Tenía a la poderosa  escuadra de la Lazio y al elenco del Genoa (increíblemente hoy en día luchando por no descender) como sus principales exponentes del balompié. Al momento del estallido de la primera bala de la guerra, como anécdota, se recuerda el perdido campeonato de la Lazio ante el Genoa, sin motivo aparente y aun cuando ambos aventajaban su zona pero la Lazio lo hacía por mayor puntaje que el Genoa, se decidió dar el título al equipo Genovés sin explicación alguna, título que a la postre aun reclaman los ‘Ultras’ de Lazio.

"LAZIO-CAMPIONE" reclamo de los Ultras Lazio por el campeonato de 1914-1915
“LAZIO-CAMPIONE” reclamo de los Ultras Lazio por el campeonato de 1914-1915

El resto de Europa se mantuvo en vilo ante el conflicto bélico, suspendiendo su actividad hasta el final de la guerra, como dato histórico, para la fecha La Liga aún no había sido fundada, sin embargo como consecuencia de la guerra una de las estrellas a la postre del Real Madrid, Rene Petit, huyó de los cartuchos y las trincheras hacia el país ibérico y años más tarde desplegó su excelente fútbol vistiendo la casaca blanca del equipo de la capital ibérica.

Rene Petit
Rene Petit

De este periodo existe una anécdota en particular, en la que el fútbol es el protagonista, el 24 de diciembre de 1914, los bandos británicos y alemán dieron alto al fuego, para dar inicio a la pelota en campo de guerra, se jugaron partidos entre teutones e ingleses, fraternizando entre todos y olvidando el sinsabor de la batalla, dejando un simple mensaje: “En el fútbol no importan los bandos, lo importante es la pasión”.

Tregua de navidad 25 de diciembre de 1914
Tregua de navidad 25 de diciembre de 1914

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 1939-1945: si la primera fue la gran guerra, esta podría ser fácilmente bautizada como la última guerra de la humanidad, pues de existir algo peor que un conflicto bélico que cobró la vida de 55 a 100 millones de personas, según estimaciones históricas oficiales de los países beligerantes, hablaríamos de la extinción de la humanidad.

No te olvides de seguirnos en nuestra cuenta de Facebook, @fanonesport1

En el contexto futbolístico, podemos ver que si bien, no detuvo en su totalidad el espectáculo, pues en algunos casos llegó a jugarse bajo el asedio de las bombas, si condicionó en muchos escenarios las reglas o la forma en la cual se desarrolló, casos como Alemania, Ucrania e incluso el Campeonato del mundo, se vieron afectados por el fenómeno bélico de la guerra como veremos a continuación:

EL NAZISMO Y UNA GUERRA PERDIDA CON EL DEPORTE

Si bien Hitler en su afán de demostrar la supremacía aria, se empeñó y consiguió los Juegos Olímpicos de Múnich, recibiendo la humillación en las piernas de Jesse Owens quien pulverizo a Luz Long en atletismo, esto no hizo desfallecer a Hitler en la idea de manipular y dar orden al deporte, entre ellos el fútbol, a través del Schalke 04 (Die Königsblauen-los azules de la realeza) quien en la época de dominio del tercer Reich llego a ser campeón seis veces entre 1934 y 1942, en pleno apogeo de la guerra, y quien guarda hasta el día de hoy el récord de no perder un partido de local durante 11 largos años, y claro como no te mantienes invicto con toda una maquina letal tras tu portero.

Schalke 04- La nueva Alemania de Hitler
Schalke 04- La nueva Alemania de Hitler

UN PARTIDO A MUERTE: La Ucrania ocupada, un botín robado a la URSS

Ucrania se convirtió en uno de los países en los cuales el nazismo impuso su política total incluso contra el fútbol, pues esta liga acabó en 1942, es allí cuando integrantes del poderoso Dinamo de Kiev en cabeza del portero Mikola Trusevych organizaron un equipo amateur llamado FC Start quien empezó a competir en la nueva liga creada por la ocupación alemana, arrollando en resultados a sus contrincantes, llegando hasta el punto de llamar la atención del personal de la Luftwaffe, quien en su afán propagandístico decidió disputar un partido contra el equipo de Trusevych, el primer encuentro acabó siendo victoria más que abultada por parte de los de Kiev 5-1 ante los ocupantes.

Como era de esperarse, los nazis no escatimaron en una revancha pero con sus condiciones, los mejores jugadores arios, un árbitro de las SS (Ejercito personal de Hitler), control de las hinchadas en el estadio y amenazas en el vestuario antes del partido, sin embargo como días antes, nada impidió la derrota alemana, incluso como anécdota se tiene que Alexei  Klimenko se permitía el lujo de vacilar en los últimos minutos del partido, al regatearse a varios defensas y al portero y en vez de tirar a puerta vacía hacerlo al centro del campo.

"FC START" Kiev 1941
“FC START” Kiev 1941

Tristemente el resultado de esto fue igual a todos los que se atrevieron  desafiar al régimen nazi, todos los jugadores fueron llevados al capo de concentración de Babi Yar y allí, como se supo desde el primer momento, fueron asesinados, triste final para los héroes de Kiev quienes gozan hoy de un monumento en el estadio nacional, por su fidelidad al fútbol incluso por encima de su propia vida.

 

EL MUNDIAL QUE NUNCA FUE

Los alemanes, queriendo con ansias dominar el poder, pensaron en un momento en organizar la Copa del Mundo de 1942, ya que en 1936 demostraron su poderío y propaganda a través de los Juegos Olímpicos, y sabían que un Mundial sería la mejor propaganda para su afán de conquistar el mundo, su principal rival, Brasil, quien venía precedida por el escándalo de Francia 1938, en las cuales Argentina y Uruguay se negaron a participar de la cita orbital, alegando una violación a la alternancia entre América y Europa para organizar el torneo.

Justo en el momento en que se decidiría, quien organizaría la próxima Copa Mundial de Fútbol, Hitler le negó al mundo durante 11 años disfrutar de este espectáculo mundial, cuando el 1 de septiembre de 1939, la Alemania Nazi decidió invadir Polonia y así desatar el peor conflicto bélico de la historia.

No te olvides de seguirnos en nuestra cuenta de Twitter, @fanonesport_

Como dato, se dio la vuelta de la Copa Mundial en Brasil 1950, atendiendo a la precariedad y los efectos de la Segunda Guerra Mundial en gran parte de Europa y del mundo, entre 1939 y 1946 Ottorino Barassi, vicepresidente de la Federación Italiana, vigente campeona mundial, acudió al banco de Roma en el que estaba el trofeo Jules Rimet y lo guardó bajo su cama en una caja de zapatos para evitar que los nazis se hicieran con él, una original estrategia de protección para el preciado trofeo de fútbol.

Y así terminamos este segundo capítulo de la historia y el fútbol no sin antes citarlos para una próxima entrega en la que como adelanto, hablaremos del fútbol local, la Liga Colombiana y cómo durante un año se le privó al pueblo del único espacio alejado de la guerra y el narcotráfico, de igual forma y para cerrar este especial hablaremos de la nueva normalidad en el fútbol y cómo el Covid-19 cambió el panorama futbolístico mundial.

Con el gusto de siempre y el amor por el balón.

Jorge Andres Chaves Piñeros

Comentarios de Facebook

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.