Loader
 

Un palomo que voló alto: Homenaje a Albeiro Usuriaga

Un palomo que voló alto: Homenaje a Albeiro Usuriaga

Duván
duvan7646@gmail.com

El  ‘Palomo’ Usuriaga fue un jugador infravalorado en Colombia, pero muy querido por los hinchas de Independiente. Albeiro nació un 13 de junio de 1966 en un barrio llamado “12 de octubre” de la sultana del Valle. Lamentablemente por azares de la vida una banda de sicarios acabaron con un jugador que tenía todo para ser un grande del fútbol Colombiano.

 

SU PASO POR INDEPENDIENTE

Con 1,92 cm de estatura, el oriundo de Cali llegó al rojo a demostrar sus movimientos y un poco de su vida extravagante dentro y fuera de la cancha. Usuriaga, al igual que muchos niños del mundo que sueñan con ser futbolistas profesionales, cumpliría su sueño en agosto de 1994, día en el que tuvo una majestuosa presentación ante Banfield, aquel juego dejaba al ‘rojo’ a un paso de conseguir el título.

El futbolista caleño era un jugador con una técnica extraordinaria, pero su vida personal era muy excéntrica, en Colombia era un jugador que perfectamente podría jugar en cualquier club del país, pero fue menospreciado en una época en la que estaban Carlos El ‘Pibe’ Valderrama, Freddy Rincón, Faustino Asprilla y Adolfo ‘El Tren’ Valencia.

Usuriaga enfrentando a Banfield

 

SELECCIÓN COLOMBIA

En Colombia tuvo una etapa casi que nula, aunque el jugador dejó su huella tras anotarle el único gol a Israel en aquella agónica victoria en el repechaje que daba la clasificación a la ‘tricolor’ al Mundial de Italia 90, cita orbital a la que Francisco Maturana no quiso llevar al ‘Palomo’.

El jugador de una vida desorganizada también actuó para clubes colombianos como América, Atlético Nacional, Tolima, Cúcuta, Millonarios y Bucaramanga, pero en ninguno de esos pudo encajar. El caleño nunca contó con la suficiente confianza en su propio país para ser un grande del rentado local, un problema actual donde falta creerle  más al jugador colombiano.

El ‘Palomo’ vistiendo la camiseta de Colombia

 

SUS GUSTOS EXCÉNTRICOS

Al caleño le gustaba la música a todo volumen, le gustaba andar rápido con sus carros de lujo, fiestas ostentosas e ingerir alcohol hasta perder la razón. Dentro de todas sus locuras, figuran que también estuvo en la cárcel en dos ocasiones: la primera fue por increpar a la autoridad y la otra fue por conducir una moto robada. Un gran jugador en el cual nadie creyó, dejando perder una joya invaluable.

El ‘palomo’ fue un jugador incomprendido, puesto que tenía un nivel diferente al de otros jugadores del rentado nacional. Él era un tipo de jugador con un talento nato y a este tipo de jugadores son los que más atención deben prestarle los técnicos, porque son este tipo de talentos los que cambian la historia de un país desde el aspecto deportivo y lo social.

 

SU OCASO

A los 37 años llegaría el fin de una promesa del fútbol colombiano, el ‘Palomo’ cayó baleado por 13 disparos en su barrio el 12 de octubre. Allí se fue una gran promesa del fútbol colombiano y un jugador que sin duda le hubiera aportado enormemente al rentado nacional, aquel día los sicarios que arrebataron la vida, se llevaron un sueño infravalorado.

El ‘palomo’ fue un jugador que partió hacia otro mundo, pero las cosas que hizo cuando era futbolista en acción fueron de otro planeta, sus movimientos dentro del terreno de juego eran las que salía a ser un jugador de la talla de Tino Asprilla, Rincón y en lo internacional, guardando las proporciones del caso se puede comparar con jugadores de la talla de Messi y Ronaldo.

En fin, el ‘Palomo’ Usuriaga era de esos jugadores a los cuales solo bastaba con pasarle la pelota y él solo podía resolver un partido enredado. El delantero caleño es lo que hoy se conoce como un crack, un futbolista que al igual que Willington Ortíz eran grandes futbolistas, pero nacieron en una época en la que el fútbol local no era de exportación como lo son James Rodríguez, Falcao, Morelos, Luis Díaz… Albeiro Usuriaga se fue volando muy alto, con él se llevó un talento que al igual que un un diamante en bruto, solo necesitaba de una buena moldeada para llegar a convertirse en una leyenda del fútbol de Colombia.

Fuente: El País – Cali  (Canal de YouTube)

Comentarios de Facebook

0
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.