Bayern es Super Campeón, ¿de la mano de un pronto despedido?

En el partido correspondiente a la Supercopa de la UEFA, se enfrentaron Bayern de Múnich y Sevilla con un resultado final de 2-1 con la consagración de los ‘bávaros’ tras 120 minutos muy intensos de fútbol. Cabe recordar que esta copa corresponde al enfrentamiento entre el campeón de la Champions League (Bayern) y el campeón de la Europa League (Sevilla).

El partido se desarrolló con dos equipos que jugaron de igual a igual, sin miedo a ser agresivos e intensos en el ataque y con solidez y orden a la hora de defender. Esta juego tan ofensivo demostrado en ambos lados incluso se vio reflejado más por parte del Bayern que tuvo 25 remates a lo largo del encuentro (solo 7 tuvieron dirección de arco). Por su parte, Sevilla disparó menos, pero con mejor puntería, ya que de 6 remates, 5 fueron a puerta.

El partido comenzó, con ambos equipos atacando rápidamente en busca del gol. Y así se dio, ya que a los 10 minutos de juego, un centro al área de Neuer cayó en la cabeza de De Jong, quien bajó el balón para Rakitic y el croata fue derribado por Alaba, lo cual derivó en penal para Sevilla. Lucas Ocampos, sin dudar, tomó el balón, lo colocó en el punto penal y tras la orden del árbitro, ejecutó correctamente para anotar el gol de ventaja para su equipo.

El gol recibido no bloqueó la cabeza de los alemanes, sino que les despertó cierta “furia” que se transformó en mayor intensidad en la búsqueda del gol. Así vimos a los dirigidos por Flick, mediante una serie de ocasiones que, aunque no terminaron en gol, demostraban la mentalidad de este conjunto. Estas ocasiones se dieron entre los 20 y 30 minutos de juego, mediante un disparo de Müller desviado por Koundé, un remate de Pavard sin dirección de arco y un mano a mano de Lewandowski detenido por Bounou en dos tiempos.

[adsense]

Esta intensidad fue premiada a los 33 minutos, ya que un exquisito centro con cara externa de Müller conectó con la cabeza de Lewandowski quien, en lugar de rematar, bajó el balón para Goretzka que definió la jugada y marcó el empate en el marcador.

Así como la reacción de los vestidos de rojo fue rápida, Sevilla replicó eso tras el empate. Ya que tras sacar de mitad de cancha, vimos una rápida habilitación para De Jong, quien mandó el balón al fondo de la red, pero para su desgracia, se encontraba en fuera de juego. A pesar de no lograr nuevamente la ventaja, Sevilla nos demostraba que no temía al poderoso campeón de Europa y se plantaba cara a cara.

Aún así, el partido se fue al entretiempo sin más ocasiones claras.

En el comienzo de la segunda parte, volvimos a ver rápidamente dos equipos dispuestos a atacar sin miedo alguno. A los 45 minutos, un balón de Escudero desde la banda encontró a De Jong en el área, pero al disparar se encontró con el muro de Manuel Neuer que le decía que no al holandés.

Bayern tampoco se quedó atrás, sino que demostró su poderío ofensivo mediante algunas claras oportunidades frente al arco rival. A los 50 minutos una buena combinación de Lewandowski y Müller dentro del área acabó en gol del polaco que fue anulado por un fuera de juego en un centro de Sané posteriormente. Sin dar mucho respiro, a los 57 minutos, Gnabry aprovechó su fuerte diestra para sacar un disparo potente desde fuera del área, pero se encontró con Bounou desviando el balón con una gran respuesta.

Sin parar, a los 62 minutos llegó gol de Sané que aprovechaba un rebote, pero el árbitro volvió a anular un gol por una falta de Robert Lewandowski que se señaló desde el VAR. Esta fue la última ocasión peligrosa del tiempo reglamentario, por lo que esta “pelea de titanes” se alargó 30 minutos más en búsqueda de un ganador.

La búsqueda tuvo resultado y a los 104 minutos de juego, el despeje de un córner “bávaro” cayó en pies de Alba, quien disparo con fuerza, lo cual no fue problema para que Bounou tapara el balón, pero el rebote acabó cayendo en cabeza del recién ingresado Javi Martínez, quien logró marcar el definitivo 2-1 para dar el título a su equipo, ya que no hubo más claras ocasiones (a excepción de un disparo de Süle desviado por Diego Carlos).

Cabe destacar que con los rumores de su posible salida, este gol y título conseguidos, pueden ser la despedida perfecta de Javi Martínez.

Con esta victoria, el conjunto alemán logró levantar su correspondiente copa, pero todos los espectadores acabamos felices tras ver un gran encuentro entre dos equipos que merecen ser aplaudidos por lo que demostraron en el terreno de juego.

Ficha Técnica

Estadio:

Puskás Aréna.

Resultado:

Bayern de Múnich 2-1 Sevilla.

Amonestaciones:

Bayern de MúnichSevilla
11′ D. Alaba (Tarjeta Amarilla)45′ J. Jordán (Tarjeta Amarilla).
90′ L. Hernández (Tarjeta Amarilla)54′ J. Koundé (Tarjeta Amarilla)
69′ Fernando (Tarjeta Amarilla)
118′ S. Escudero (Tarjeta Amarilla)

Alineaciones:

Árbitro (Calificación):

Anthony Taylor (8 puntos).

VAR:

Se utilizó.

Comentarios de Facebook

0