Loader
 

El VAR le sacó el triunfo a Liverpool

El VAR le sacó el triunfo a Liverpool

Nicolás Ayala
nicolasayala@gmail.com
El partido con el que inició la quinta jornada de la Premier finalizó con un polémico empate entre “Evertonians” y “Liverpudlians” 
 
Tal vez el partido más esperado por todos desde el inicio de la Premier League ponía enfrente al reciente campeón de la competencia, Liverpool,  y al sorprendente líder del actual campeonato, Everton, en una nueva versión del Derbi de Merseyside. Los “Toffees” llegaron a este partido con la tranquilidad que brinda el buen acople de sus refuerzos y representan 4 victorías al hilo por Premier; mientras que, la realidad del Liverpool no es tan dulce como la de su rival.
 
Para este nuevo examen, Carlo Ancelotti dispuso iniciar con los siguientes “Toffes”:

Por su parte, Jürgen Klopp inició con este equipo:
 

Tomado de Instagram @liverpoolfc

 
El destino ordenó que en la versión #237 del “derbi amistoso” se enfrentarán los dos equipos de Liverpool en la quinta fecha correspondiente a la Premier League 20/21, materializando así una versión de uno de los clásicos más intensos del fútbol inglés a la que llegaron Blues y Reds con realidades disimiles pues, el equipo dirigido por Klopp llegaba con una dura derrota a cuestas que llevó a cuestionar la eficacia de los delanteros, la conexión al interior del equipo y las ganas de ganar de este grupo.
 
Primera parte: intensidad e imprecisión
 
El partido inició antes de que nos diéramos cuenta producto de la intensidad del senegales Sadio Mané y el gol tempranero – en todo sentido – logrado a los 3 minutos del pitazo inicial. Tras una recuperación de balón, Andrew Robertson se autohabilitó, eludió a un defensa y envió un centro rastrero para que Mané rematará de primera y abrierá el marcador para el equipo visitante. Sorpresa en la zaga del Everton. Gran sonrisa y satisfacción en Klopp. Se auguraba un gran partido.
 

Mané celebra la primera anotación de Los Reds

 
Posterior al gol, el Liverpool continúo inquietando el área rival a través de centros de costado o jugadas a un toque que no llegaron a incomodar al joven e impetuoso arquero inglés Jordan Pickford, al servicio del Everton. Precisamente, en una jugada a pocos instantes del gol, se vieron involucrados el joven arquero y el zaguero holandés de los Reds, Virgil van Dijk, en la que el arquero embistió al defensor en el área chica. Como resultado de esta jugada el árbitro Oliver detuvo el partido mientras atendían al jugador afectado, dando tiempo a la revisión por parte del VAR que decretó un supuesto fuera de lugar, invalidando la jugada de ataque del Liverpool y dejando sin castigo la imprudencia del arquero.
 

 
Durante los primeros quince minutos del partido el Everton solamente logró mostrar su fase defensiva debido a la presión en salida aplicada por los dirigidos por Klopp, esto cambiaría con un pase largo recibido por Calvert-Lewin, que no logró destino positivo y fue controlado por el arquero español Adrián San Miguel.
 
 
Este primer acercamiento por parte de los Toffees, los impulsó a continuar buscando el arco defendido por Adrián, y fue por medio del defensor Michael Keane que los dirigidos por Ancelotti lograrían el empate: un fuerte remate de Calvert-Lewin fue enviado por el arquero del Liverpool al tiro de esquina por derecha. Al cobro James Rodríguez que, con un excelente centro asistió al defensor inglés, quien remató con un fuerte cabezazo para vencer al arquero Adrián.
 

Keane le ganó la posición al jugador que lo marcaba y con un fuerte cabezazo venció al arquero Adrián

 
Con el empate se emparejaron las acciones para ambos bandos y el partido entraría en una etapa de mayor intensidad en la que tanto Everton como Liverpool intentaron inquietar el arco rival. Sin embargo, los errores en entrega, los balones largos y la atención de ambas zagas no permitieron aumentar el marcador y la primera parte finalizaría con un tímido 1-1.
 
Segunda parte: se calentó el partido
 
Para la segunda parte ambos equipos salieron con mayor dinámica en la que Everton se propuso atacar de manera más directa y en la que James fue protagonista por medio de los cambios de frente, a los que nos tiene acostumbrados, buscando habilitar a sus compañeros por la banda contraria. Esto le permitiría a los dirigidos por el italiano, Carlo Ancelotti, no solo mayor apertura de cancha sino que también lograron sorprender a la disciplinada línea defensiva del Liverpool. Esta actitud de ambos equipos permitió caer en un partido mano a mano, que evidenció que los azules le bajaron un poco a las revoluciones para así imponer sus condiciones.
 
 
No obstante, sobre el minuto 72, un error de Yerry Mina, defensa colombiano al servicio del Everton, al intentar rechazar mal perfilado, dejaría el balón servido al borde del área para que el egipcio Mohamed Salah pusiera, nuevamente, al Liverpool adelante en el marcador. Con este gol, Salah alcanzaría la no despreciable cifra de 100 goles vistiendo la camiseta Red, además se acomoda como líder goleador de la Premier y ponía al equipo de Klopp segundo en la tabla.
 
 
La anotación de Salah parecía decretar el triunfo del Liverpool, sin embargo, el empuje de Everton llevó a que a los nueve minutos de la anotación visitante, los Toffees consiguieran la igualdad con un gol de Calvert-Lewin, nuevamente de cabeza, esta vez, con centro en movimiento de Digne al punto penal. El 2-2 devolvía la esperanza al Everton en el torneo local pero no alcanzaría para borrar la sequía de los Blues en un derbi de Merseyside que llevan más de diez años sin ganar.
 

 

Sobre el final del partido, Liverpool continúo buscando el gol que le representara el triunfo ejerciendo control en el medio campo y cortando firmemente los ataques del local. En una de esas jugadas, tras el control de Thiago una entrada temeraria de Richarlison sobre el español, dejaría al Everton con 10 hombres, situación que aprovecharían los Reds para desequilibrar la cancha hacia el lado del Everton y continuar con la búsqueda del tercer tanto.
 
 
Después de la expulsión, el árbitro adicionaría 5 minutos en los cuales Liverpool intensificó sus ataques y como resultado vulneraría la valla de Pickford al minuto 90+2, sin embargo, el VAR señalaría un presunto fuera de lugar de Mané que invalidaba la acción.
 
Con el empate de hoy, los dos equipos de Liverpool se quedan primero (Everton, con 13 puntos) y segundo (Liverpool con 10 unidades) a la espera del juego de Aston Villa, que, con un partido menos podría asumir el liderato de la Premier, con lo que continuarían las sorpresas en un excitante torneo inglés. Al final, la tranquilidad no se levantaría del banco Toffee como lo afirmó su técnico: “competimos, mostramos carácter y no perdimos la confianza”
 
FICHA TÉCNICA

Estadio: Goodison Park 

Resultado: Everton 2-2 Liverpool

Anotadores: Sadio Mane, 3´ [Liverpool], Michael Keane, 19´ [Everton], Mohamed Salah, 72´[Liverpool], Dominic Calvert-Lewin, 81´ [Everton]

Árbitro:  Michael Oliver (7.0)

Tarjetas:

Amarillas

Everton: Rodríguez, Gomes, Allan

Liverpool: Mané, Fabinho

Rojas

Everton: Richarlison

VAR: (6.0)

Comentarios de Facebook

0
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.