Diego celebra su gol en México 86

“Gran amante por doquier, danza el diez con su mujer…

…Por tu milagrosa mano y el milagro de tus pies, por tu milagrosa mano y el milagro de tus pies, muchas gracias señor Dios, muchas gracias señor diez…”

¿Qué es dios? Las Pastillas del Abuelo

Hoy es uno de esos días en los que quizá no debimos levantarnos, uno de esos en los que la tristeza se apropia de forma definitiva de la realidad y nos recuerda que nuestro paso por la Tierra es fugaz. Hoy se fue el que para muchos (incluyéndome) es el mejor jugador de la historia de ese deporte que nos hace suspirar día a día, hoy se fue Diego Armando Maradona Franco. Recordar al Diego, es recordar la esencia popular del fútbol.

PREÁMBULO

 

Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, un humilde barrio del gran Buenos Aires. Se crió con 8 hermanos y a pesar de las condiciones del lugar donde vivía, Don Diego, su padre, y la “Tota”, como llamaba a su madre, siempre procuraron que al 10 no le faltara nada. Fue este contexto cargado de necesidades y muy pocos recursos, lo que hizo a Diego un constante símbolo de humildad y un critico constante del modelo neoliberal, que es el principal responsable del incremento acelerado de la pobreza del mundo.

El Pibe de Oro

CAPÍTULO 1: UN CEBOLLITA CON RUMBO A LA PATERNAL

 

Sus inicios en el fútbol se dieron con “Los Cebollitas”, equipo filial de Argentinos Juniors, club donde el “Pelusa” realizó sus primeras pruebas en el fútbol. Con solo 9 años comenzó a descrestar a propios y extraños, diarios de circulación nacional e incluso programas de televisión lo publicaron en sus portadas, destacando su calidad y habilidad para tratar la pelota. Ya desde pequeño Diego comenzaba a mostrarse y a deleitar a la Argentina, nación que años más tarde recibiría gracias a su fútbol, el segundo Mundial de su rica historia futbolera.

Debutó en el profesionalismo con Argentinos en 1976 y con tan solo 16 años en un partido contra Talleres, desde el primer momento fascinó e incluso estuvo en el grupo de jugadores preconvocados para el Mundial del 78, pero Menotti argumentando su corta edad lo dejó por fuera de la cita orbital. A pesar de esto, Maradona siguió deslumbrando en el campeonato local, salió goleador en el Metropolitano 1978, en el Metropolitano y Nacional 1979 y en el Metropolitano y Nacional 1980. Ni que hablar de sus primeros pasos con la selección, en el Mundial juvenil de 1979 disputado en Japón, salió campeón de la competición y Diego fue elegido el mejor jugador del torneo, en ese momento el mundo conoció al chico zurdo de 18 años que años después sería figura en el viejo continente.

Diego Maradona como jugador de Argentinos

CAPÍTULO 2: UN XENEIZE MUY BLAUGRANA

 

En 1981 llegaría al club de sus amores, Boca Juniors, tras rechazar ofertas de River Plate y América de Cali. Con los Xeneizes se coronó campeón del Metropolitano de 1981, jugo 40 partidos y anotó un total de 28 goles. Su paso fue corto, pero su pasión y sentimiento por la institución harían que la hinchada lo recordara por siempre. En 1982 se presentarían dos hechos importantes para la carrera de Diego. Primero jugó su primer Mundial marcando dos goles y alcanzó los Octavos de Final y segundo, se dio su traspaso al FC Barcelona, donde seguiría deslumbrando con su fútbol, aunque las lesiones no le permitieron llegar a romperla de gran manera.

1981, el Diego llega al club de sus amores

CAPÍTULO 3: ENCONTRANDO SU LUGAR EN EL MUNDO

 

1984 sería el año que partiría la historia del Diego, llegaría a Napoli, equipo donde se consagraría e institución que lo llevaría a la gloria eterna en el antiguo continente. Cuando Maradona arribó al sur de Italia, el Napoli acababa de salvarse del descenso y el “Pelussa” se encargó de ponerlo en la primera plana del fútbol mundial. A su presentación asistieron 40.000 personas, el San Paolo, que ahora se llamará Diego Armando Maradona, se desbordó en hinchas, que durante 7 años disfrutarían del mejor jugador de todos los tiempos. Jugó durante 7 temporadas, marcó 115 goles, dio 77 asistencias, ganó 2 Serie A, 1 Copa UEFA, 1 Copa Italia y 1 Supercopa de Italia, digo ganó porque fue Maradona el que las ganó, sin Diego la historia del Napoli no hubiese sido la misma. Cuando partió de Italia no volvió a ser el mismo, su lugar en la Tierra a pesar de nacer en Argentina, siempre fue Nápoles.

Diego Armando Maradona presentado en el San Paolo

CAPÍTULO 4: BARRILETE CÓSMICO

 

El Mundial de México 86 terminaría de catapultar al Diego al olimpo del fútbol. Luego de pasar la primera ronda con 7 puntos, Argentina y Maradona enfrentarían el partido mas emblemático de su trasegar por los Mundiales de fútbol. Con un contexto político marcado por la Guerra de las Malvinas, el pueblo argentino vio en este encuentro la oportunidad perfecta para dar un golpe al gigante británico y un titán llamado Diego Armando Maradona se vistió de caudillo para pasar a la historia como el más grande de los grandes de la historia del país del sur del continente americano. Una mano de Dios al minuto 51 abrió el camino para el golpe albiceleste y una corrida monumental, más grande que el Azteca, decretó la victoria que daría el paso a las semifinales. “El gol del siglo” y “la mano de Dios”, como el mismo la catalogó, serán recordadas para siempre como una de las gestas más grandes de los Mundiales.

“La va a tocar para Diego, ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, y deja al tercero y va a tocar para Burruchaga… ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool… Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme… Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete cósmico… ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina. Argentina 2 – Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona… Gracias Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2 – Inglaterra 0”. Victor Hugo Morales

Al final, Argentina se consagraría como Campeón del Mundo luego de vencer a Alemania con otro partidazo del Diego, pero el partido ante Inglaterra no se borrará nunca de la retina de todos los que amamos este deporte. Maradona lideró a un puñado de hombres que llevaron a la Argentina a su segundo Mundial, Maradona ganó el Mundial, Maradona se convirtió en el Rey del Mundo.

Maradona levanta la Copa Mundial de Fútbol

CAPÍTULO 5: EL FIN DE UNA ERA

 

El Mundial de 1990 se escapó por poco, un penal dudoso en la final ante Alemania le quitó la oportunidad al Diego de consagrarse por segunda vez. Su partida de Napoli en 1991 le dolió en lo más profundo de su ser, pero como todo en la vida, y así lo sabia el Diego, el ciclo debía terminar. Pasó por el Sevilla, volvió a Argentina para jugar con Newell´s Old Boys y jugó su último Mundial en Estados Unidos, pero un accidente de los muchos que rodearon su vida, lo sacó de este por la puerta pequeña.

Luego de un parate de casi 3 años regresó a Boca y el 25 de octubre de 1997 jugó su ultimo partido como profesional ante River Plate, siendo sustituido en el entretiempo por el que sería el nuevo ídolo Xeneize, Juan Roman Riquelme. Cinco días después anunció su retiro como profesional y así finalizó su carrera futbolística, una de las más grandes de todos los tiempos.

CAPÍTULO 6: ADIÓS PELUSSA

 

El 10 de noviembre del 2001 el 10 histórico de la Selección Argentina jugó su partido de despedida en una Bombonera repleta que fue testigo, en el final, de un discurso a corazón abierto. En la mente de todos quedarán las palabras que dijo al final del encuentro:

Porque se equivoque uno no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha

El Diego llorando en su despedida

Luego de su despedida Diego se dedicó a muchas otras cosas, fue manager de Boca Juniors, DT de la Selección Argentina, dirigió en Emiratos Árabes, México y su última parada fue en su país natal siendo la cabeza de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Además, condujo un programa de televisión, La Noche del Díez, donde surgió una de las anécdotas más recordadas de Maradona. En esa autoentrevista, se preguntó:

– “Si tuvieras que decirte unas palabras en el cementerio ¿Qué te dirías?”. La respuesta fue: “Gracias por haber jugado al fútbol porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad. Es como tocar el cielo con las manos. Pondría una lápida que diga ‘Gracias a la pelota'”.

El 25 de Noviembre del 2020 al mediodía de Buenos Aires, el “Pelussa” no aguanto más y su corazón dejó de latir. Sí, el Diego dejó de vivir, el Diego se fue a la eternidad, el Diego nos abandonó, el Diego nos dejó huérfanos, porque si hay una persona que represente el sentir y la pasión de los futboleros es Diego Armando Maradona Franco, el jugador del pueblo, la esencia del fútbol.  Adiós Diego, adiós Pelussa, adiós Barrilete Cósmico, adiós Cebollita, adiós Pibe de Oro, adiós D10S, nos vemos en la ETERNIDAD.

✍ Juan Camilo Bermúdez Cárdenas

Comentarios de Facebook

0