Los cuatro de Liverpool y Kelleher

Liverpool

Liverpool, con una brillante actuación del joven maravilla Caoimhín Kelleher en el arco, superaron 4 a 0 al Wolverhampton Wanderers. El partido con el que finalizó la undécima jornada de la Premier League enfrentó a Liverpool y a los Wolves de Espírito Santo, en un partido en el que los de Klopp estaban obligados a ganar para no perderle pista al sorprendente Tottenham de Mourinho.

No te olvides de seguirnos en nuestra cuenta de Facebook, @fanonesport1

Para el partido en el que regresaron los espectadores a Anfield Road, Jürgen Klopp eligió a los siguientes chicos Liverpool. Por su parte, Nuno Espírito Santo para su visita dispuso un 3-4-3 con los siguientes Wolves.

El partido que se encargó de cerrar la undécima fecha de la vibrante Premier League, esta noche tuvo un condimento especial: el regreso parcial de la hinchada al Anfield Road. De igual manera, también fue inesperada la ausencia del portugués Diogo Jota. También se consolidó la idea de recambio en el cuadro de Klopp, quien sigue confiando y promoviendo a los jóvenes talentos de la cantera Red. Por ejemplo, hoy contó el arco con Kelleher, Neco Williams por banda derecha y Curtis Jones en la línea media, hicieron parte de la sazón de la casa ante un equipo que se ha caracterizado por su corte defensivo y el desarrollo de ataques rápidos y certeros.

Pitazo inicial

Los primero minutos del encuentro harían pensar a los espectadores que el encuentro de hoy sería una un dolor de cabeza para Liverpool, pues, los Wolves salieron desde el inicio a ejercer un presión alta al cuadro de casa, que desencadenaría, a escasos tres minutos del inicio,  en una amonestación por parte de Craig Pawson, al joven lateral Red, Neco Williams, quien hoy reemplazaría a Alexander- Arnold en esa posición. Con el transcurrir de los minutos, Liverpool realizaría una buena lectura de la disposición táctica de su rival, con lo cual, intentaría atacar por medio del juego por las bandas, como es usual, pero, insertando en su estilo de juego el pelotazo para sorprender a a defensa rival con movimientos certeros del conocido tridente ofensivo: Sadio Mané,  Bobby Firmino y Mo Salah.

Producto de esa inserción apareció el gol del egipcio Mohamed Salah, que aprovechó una desatención del zaguero central y capitán de la visita, Conor Coady, quien pretendió bajar para su compañero el balón con el pecho dentro del área pero, habilitó al egipcio que fue más sagaz que sus rivales y definió cruzado ante la salida del arquero Rui Patricio.

Con la apertura del marcador y la ventaja, el Liverpool se vio más cómodo que su rival que no contó con suerte o efectividad, en su fase ofensiva pues, Traoré no obtuvo la compañía necesaria para inquietar el arco del joven arquero irlandés Kelleher, que viene siendo fundamental en el esquema del alemán Jürgen Klopp. A pesar de ello, los atacantes Reds no fueron efectivos frente a la hora de definir en la valla visitante y la primera parte finalizaría con un tímido 1 a 0 y… polémica a cargo del querido VAR.

Pero ni lo toqué, Juez…

Minuto 43 de la primera parte; tiro libre a favor de los Wolves ejecutado por Joao Moutinho. Una sucesión de rechazos y desvíos por parte de la defensa del Liverpool sin claridad. Mané en fase defensiva en el centro del área.  Conor Coady, capitán de la visita esperando el nuevo centro al área. Mané intenta una chilena para sacar el balón del área Red y,  ¡penal! ¡Penal a favor de la visita!

El central Craig Pawson señala el manchón blanco y pita falta en el área producto de una aparente imprudencia del senegalés Sadio Mané al interior del área en contra del capitán de los Wolves. El árbitro continuó firme en su decisión, y cuando todo el mundo esperaba el cobro de la pena máxima, el VAR llama al colegiado para que revisara la jugada con detenimiento en la que se ve claramente que el senegalés evitó estirar su pierna derecha y por ende el contacto al rival. Incredulidad entre los jugadores de Wolves tras el cambio de decisión del árbitro.

El central Craig Pawson revisando la jugada del supuesto penal.

Y llegaron los goles…

Con el inicio de la segunda parte, los dirigidos por Jurgen Klopp salieron con la intención de adueñarse del útil e imponer las condiciones de su juego ante el equipo de Nuno Espírito Santo que mostró menos intención ofensiva que en la primera parte: con la posesión a su favor, el Liverpool insistió constantemente ampliar el marcador por medio de sus volantes,  y fue precisamente por medio de un sorberio derechazo de Gini Wijnaldum que apareció el segundo gol para los liverpolians. Con el gol, Liverpool aseguraba la segunda posición del campeonato, escoltando al Tottenham de Mou por diferencia de gol tras igualar en la cantidad de puntos (24).

Durante la segunda parte, la intención y el balón fueron del equipo local asumiendo la posesión de balón del 51%, 6 remates directos al arco, 6 tiros libres lo que demostró, a pesar de la oposición Wolves, mayor capacidad al ataque. Con la aparición de la tercera anotación de los Reds por medio de un tremendo cabezazo de Big Joe, el partido se convirtió en un monólogo de la defensa visitante que intentaba por medio de todos los medios evitar la continua caída de su arco. El tercer gol de Matip evidenciaría la buena disposición de los defensas que saltaron al campo de juego, inspeccionados por el gran Virgil desde el banco.

Yo también quiero hacer un gol

Definitivamente, el fútbol depende el estado mental de los jugadores y fue evidente posterior al tercer gol de Liverpool: los locales impusieron en este momento del encuentro el fútbol de toque, por medio de pases rápidos, para seguir inquietando la defensa del visitante. Los ´Wolves´, decaídos y con ganas de salir corriendo a las duchas y finalizar la debacle sufrida. Tanto así que, tras un centro rastrero del recién ingresado Trent Alexander- Arnold,  Nelson Semedo (Wolves) intentó despejar el balón, con tan poca fortuna que terminó empujándolo al fondo de su propia valla, con lo que se amplió la ventaja de los dirigidos por Klopp.

Infortunado autogol de Nelson Semedo (Wolves) tras intentar despejar un centro.

Con el 4 a 0 se cerró una noche perfecta para el equipo y la parcial ´Red´, tal y como declaró al finalizar el encuentro el adiestrador alemán al servicio del equipos inglés:

“Estaban tan felices de vernos, estábamos tan felices de verlos.”

Refiriéndose al regreso de los hinchas a la tribuna del mítico Anfield. Por su parte, la joven revelación en el arco ´Red´declaró sobre el retorno de la hinchada del Liverpool que:

Hoy viste cómo nos desempeñamos cuando están allí, así que tenerlos de regreso hoy fue una gran ventaja.”

Con el triunfo de esta noche, Liverpool se aferra a la segunda posición de la Premier League, igualando en puntos con Tottenham (24), pero con una diferencia de goles de +14 de los dirigidos por José Mourinho , frente a +9 del equipo de Liverpool, lo que hace más interesante el cruce entre ambas escuadras en la jornada 13.

No te olvides de seguirnos en nuestra cuenta de Instagram, @fanonesport

FICHA TÉCNICA

Estadio: Anfield Road

Resultado: Liverpool 4-0 Wolverhampton Wanderers.

Anotadores: Salah, 24´; Wijnaldum, 58´; Matip, 67´; Semedo [Gol en propia puerta] 78´.

Árbitro: Craig Pawson (8.0)

Tarjetas:

Amarillas:

Liverpool: Williams

Wolves: Moutinho

VAR: (8.5)

Comentarios de Facebook

0