23 años y contando: La maldición celeste parece no tener fin

CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO),16/12/2018.- Aficionados de Cruz Azul lamentan la derrota ante América hoy, durante el juego de vuelta de la final del torneo mexicano de fútbol, celebrado en el estadio Azteca en Ciudad de México (México). EFE/Francisco Guasco

Todo aficionado celeste hoy en día sigue teniendo en mente la imagen del gran Carlos Hermosillo con la cara cubierta de sangre y con dos costillas rotas cobrando el penal en tiempo extra con el cual Cruz Azul se coronaba campeón del fútbol mexicano después de 17 años. Sin embargo, han pasado 23 años desde aquella memorable tarde del 7 de diciembre de 1997 en León.

Desde entonces no solamente no han logrado ser campeón, sino que además la forma en la que han fracasado cada año ha hecho que se conviertan en el hazmerreír de la liga al grado de que el término “cruzazulear” se ha hecho presente no solo entre los millones de fanáticos celestes, si no en el argot mexicano, al grado de que la Real Academia Española lo incluyó en su observatorio de palabras.

La primera decepción de la maquina celeste vino en el Invierno de 1999 cuando llegaban a la gran final como amplios favoritos frente a un Pachuca que apenas tenia 1 año de haber ascendido a la primera división, y pese a tener todo a su favor y jugar el partido definitorio como local, perderían con gol de oro en el minuto 93. A palabras de los jugadores de ese plantel esa final se perdió por un exceso de confianza y sentirse ganadores antes de tiempo:

“Nos sentíamos campeones, ahí nos ganó la soberbia de que habíamos sido mejores durante toda la temporada. Pachuca calificó como octavo, hay que ser claro”- Juan Francisco Palencia ( Ex jugador celeste)

La segunda decepción vendría 2 años mas tarde, cuando para sorpresa de todo mundo no solo se convertirían en el primer equipo mexicano en llegar a una final de la Copa Libertadores, si no que le competirían y pondrían sobre las cuerdas al Boca Juniors quien era considerado uno de los mejores equipos del mundo de ese momento.  Sin embargo, la forma en la que se quedaron tan cerca de la gloria y perdieron en la tanda de penales generaría una herida grande en el corazón de sus aficionados.

Para el Apertura 2008 otra vez la tanda de penales volvería a quitarle un titulo al conjunto cementero y volvería a romper los corazones de los aficionados celestes quienes llegaban ilusionados tras haber remontado un 2 a 0 como visitante en una de las canchas mas complicadas como es la del Toluca, sin embargo caerían en la muerte súbita desde los 11 pasos.

Un año mas tarde, el equipo celeste volvería a decepcionar a sus aficionados al perder una ventaja de 3 a 1 en 45 minutos en el partido de ida contra Monterrey, para después volver a perder como local por marcador de 2 a 1.

“En 2009, en ese partido nos descuidamos, íbamos ganando e increíblemente nos sacaron el resultado por errores nuestros, como el autogol de Tito Villa. Fue frustrante, teníamos el título en el bolsillo”- César Villaluz (ex jugador)

Marca Claro

Pasarían 6 meses mas para que el equipo celeste viviera otra derrota increíble solo que esta vez sería en la CONCACAF Liga de Campeones, cuando el conjunto de Pachuca volvería a replicarles la dosis de la final de liga de 1999 al ganarles con gol de último minuto.

Tendrían que pasar 3 años para que Cruz Azul volviera a llegar a una nueva final de liga, en donde parecía que por fin lograrían vencer la maldición y consagrarse como campeón, al ir ganando al América por marcador de 2 a 0 al minuto 85.  Sin embargo, el conjunto americanista lograría empatar el marcador en los últimos 7 minutos, para después coronarse campeón desde la tanda de penales.

El último clavo en el ataúd en los sentimientos de los aficionados celestes llegaría este torneo Guard1anes 2020 donde parecía que todo estaba escrito para romper con la maldición ya que de llegar a la final se enfrentarían al León en el mismo estadio donde se coronó campeón por última vez. Solo que los aficionados celestes nunca se imaginaron que su equipo se convertiría en el primero en la historia de las liguillas en desperdiciar una ventaja de 4 goles del partido de ida y así quedar eliminados otra vez en los minutos finales.

Al final de cuentas quien más se ve afectado por estos años llenos de fracasos son los aficionados celestes, quienes no solo han tenido que soportar las constantes burlas de los aficionados rivales, sino que además ven como su equipo año con año se supera de una manera increíble para desilusionarlos, y no ven la forma en que esto pueda cambiar en un corto plazo.

Han pasado 46 torneos cortos desde el último título celeste, y desde entonces 13 equipos se han coronado campeón, 15 técnicos han pasado por el banquillo azul y un sinfín de jugadores y directivos han pasado sin pena ni gloria. Durante este tiempo se ha culpado a la mala suerte, a los directores deportivos, a los jugadores y hasta al estadio de los fracasos del equipo, sin embargo, esto va más allá de señalar a un solo culpable ya que 23 años de malas rachas y escándalos no se construyen por casualidad.

La realidad del club celeste es que cada vez se ve mas lejos la grandeza que caracterizó al club en los años 70 y la actual directiva deberá hacer un cambio radical en todas las áreas del club, si no quiere ver como poco a poco sus aficionados se van alejando de la institución.

Comentarios de Facebook

0