Victoria interista en un partido cambiante

Inter ganó como local, en el Giuseppe Meazza, por 1 a 0 contra el Napoli gracias a un gol de penal de Romelu Lukaku a los 70 minutos en la fecha 12 del campeonato.

Las expectativas del partido eran altas, se enfrentaban dos candidatos de la Serie A, actual segundo y tercero de la tabla. El Inter llegaba como el equipo más goleador del campeonato, con 29 goles, mientras que el Napoli estaba segundo en este registro con 26 tantos anotados. También, aunque no sea garantía de buen juego, se encontraban los dos en el top 5 de equipos con más posesión del balón. Como si todo esto fuera poco se le podía agregar el morbo de los técnicos, con Antonio Conte siempre mirado de reojo por la reciente eliminación en la Champions League y Gennaro Gattuso, el “milanista” que buscaba romper una racha negativa de los napolitanos en Milán, donde no vencen al local desde 2017.

En cambio, el primer tiempo no cumplió con ninguna de esas expectativas generadas, tal es así que ninguno de los dos equipos hizo demasiado para quebrar el 0. El Inter se acomodó de entrada en campo rival, ya que el Napoli le cedió la iniciativa hasta la mitad de cancha. Decisión que se podía prever con el cambio realizado en el 11 habitual de Diego Demme por Fabián Ruiz, un hombre más físico por uno más técnico y con mayor criterio a la hora de manejar el balón, algo que justamente le faltó a los dirigidos por Gattuso que controlaron el 60% de la posesión de la pelota. La única ocasión que tuvo el Napoli de hecho fue una contra tras un pase largo de David Ospina para Hirving Lozano, de los más enchufados de su equipo, que luego combinó con Piotr Zieliński y su remate de larga distancia que se fue desviado.

El Inter, por su parte, tampoco creó demasiadas preocupaciones a su rival. Trató de ser más directo y presionar en campo rival lo que le permitió recuperar una pelota a Nicoló Barella, tras un error de Kalidou Koulibaly en un saque de arco, y habilitar a Lautaro Martinez en el área que definió cruzado de zurda al lado del palo, luego de una media vuelta. El italiano también asistió a Roberto Gagliardini minutos más tarde pero el cabezazo fue fácil para Ospina

La connotación negativa se dio al principio del partido, cuando Dries Mertens al enviar un centro al área cayó desconsolado al suelo. Se retiró entre lágrimas y el pronóstico no es nada alentador… pareció que tenía comprometido el talón de Aquiles. En su lugar ingresó Andrea Petagna.

Mertenes llora tras la lesión

Cuando parecía que tampoco se rompía la monotonía en el complemento se dio una secuencia de hechos que revirtió la situación. La mala noticia para el “neroazzurro” fue la lesión de Marcelo Brozovic que dejaba su lugar a Stefano Sensi, a los 67´. Al siguiente minuto iba a aparecer Samir Handanovic para negarle un golazo al Napoli que había filtrado bien la pelota al área para Zielinski quien dejo mano a mano Insigne para que defina de taco. Luego, a los 70´, Ospina le cometió un penal a Matteo Darmian tras llegar más tarde a la pelota pero Insigne no lo vio así y se fue expulsado por insultar al árbitro. El belga Lukaku cobró la pena máxima, pelota a un lado, arquero al otro y decía que el Inter ganaba 1 a 0.

Se podía pensar que ya estaba todo dicho pero el equipo del sur no se rindió fácilmente y aprovechó que Conte, inentendiblemente, decidió aguantar el resultado para seguir atacando. Si bien no pudo revertir el resultado convirtió al arquero esloveno en figura gracias a tres tapadas más, todas sobre Matteo Politano y tuvo un remate en el palo de Petagna ya en el tiempo añadido.

Con este resultado el Inter quedó a un punto de la punta que es comandada por su Derby, el Milan. La próxima fecha volverá a ser local de Spezia mientras que el Napoli quedó con 23 puntos, a cuatro dei “rossoneri” y que será visita de la Lazio. Ambos partidos el domingo 20 de diciembre.

 

Ficha del partido

 

Ciudad: Milán

Estadio: Giuseppe Meazza

Árbitro: Davide Massa

 

Alineaciones

 

Comentarios de Facebook

0