No fue el debut ideal para Tuchel

En el debut de Thomas Tuchel como técnico del Chelsea, los Blues y los Wolves igualaron 0-0 en Stamford Bridge en un partido lleno de emociones.

En el primer partido de Thomas Tuchel en el banco del Chelsea, el equipo de Londres se vio renovado en cancha desde el comienzo, con la implementación de un esquema muy flexible que le da la oportunidad al equipo de pasar de un 4-2-3-1 rápidamente a un 3-4-2-1, en el que se pueden ver como protagonistas a Kai Havertz y Hakim Ziyech como doble enganche por detrás de Olivier Giroud.

Llegando a los 5 minutos el Chelsea tuvo su primer aproximación con un desborde de Hudson-Odoi que recorrió todo el área sin que Giroud pueda empujarla hasta terminar en el lateral. El equipo de Londres mantenía la pelota y era el que más proponía desde el comienzo con distintas variantes en los movimientos ofensivos.

El Wolves claramente se mantuvo replegado para que llegado el momento en el que recuperaran el balón, pudieran tirar balones largos a sus delanteros en contrataque. Un estilo de juego que le viene muy bien a los dirigidos por Nuno, debido a la falta de una referencia de área, como si la tenían hace algunos meses con Raúl Jiménez.

A los 19 minutos el Chelsea tuvo su primera oportunidad de gol clara con un desborde de Hudson-Odoi que le quedó a Ziyech fuera del área y que remató, pero la pelota quedó en las manos de Rui Patricio.

[adsense]

Pese a los distintos tipos de esquemas planteados por ambos técnicos, el primer tiempo no tuvo demasiadas situaciones de gol para destacar. Por el lado de los Lobos un tiro libre en los pies de Rubén Neves y un cabezazo de Dendoncker, ambas oportunidades se irían por encima del travesaño. Mientras que el conjunto local tendría dos tiros de esquina consecutivos desaprovechados y un tiro libre que culminaría con un cabezazo de Antonio Rudiger, que llegaría fácilmente a las manos de Rui Patricio.

La mejor jugada del Chelsea llegó a los 60 minutos, cuando por el sector izquierdo del ataque se asociaron Kovacic, Havertz y Chilwell. El alemán tiró el pase atrás y Ben Chilwell remató casi en el área chica y el balón se fue por encima del arco.

Otra nueva jugada de los Blues se presentó a los 63 minutos. Ziyech centró con derecha buscando el remate de Giroud, pero el remate del francés llegaría a las manos de Patricio. El Chelsea se sintió más cómodo en el campo con Ziyech como lanzador al abrir las bandas y buscar por arriba al 9.

Una mala salida de los defensores del Chelsea a los 70 minutos provocaría un contraataque de los Wolves comandado por Pedro Neto, que jugaría una pared con Podence y dejaría mano a mano a Neto frente al arquero, pero el balón se estrelló en el travesaño y salió de la cancha.

A los 85 minutos otra nueva chance del Chelsea llegaría al partido cuando Hudson-Odoi remató cruzado y Rui Patricio mandó el balón al córner.

[adsense]

El dinamismo de los jugadores del Chelsea en el segundo tiempo fue positivo y generó muchas chances de gol, pese a esto los cambios que realizo Tuchel fueron en los minutos finales del partido y queda la sensación de que podría haber pasado si Mount o Pulisic ingresaban 10 o 15 minutos antes. El sistema táctico propuesto por el técnico alemán fue innovador, pero con una practica desde que asumió, no fue el tiempo necesario para poder inculcárselo de la mejor manera y que se puedan plasmar las variantes durante pasajes del partido mas prolongados. Le queda mucho tiempo para trabajar al Chelsea y tiene con que por hacerlo de la mejor manera.

Por otro lado el Wolves fue a buscar a toda costa los contragolpes que pudieron darle la victoria, pero no fueron efectivos. Un punto que le viene muy bien a los dirigidos por Nuno Espírito Santo.

Ziyech fue el mejor del partido para los Blues

FICHA TÉCNICA 

Estadio: Stamford Bridge

Resultado: 0-0

Amonestados: Ben Chilwell (Chelsea) y Pedro Neto (Wolves)

Arbitro: Andy Madley

Formaciones: 

Comentarios de Facebook

0