Ni lobos ni zorros se atrevieron a morder en la Premier

Por la jornada 23 de la Premier League, Wolverhampton Wanderers recibió a Leicester City en busca de retomar el camino y escalar posiciones en la tabla. Por su parte, los dirigidos por Brendan Rodgers llegaban con la ilusión de acortar distancia con los equipos de Manchester que le evitan ser primero en el campeonato inglés. A pesar de la necesidad de ambos equipos de lograr una victoria, ninguno logró mandar el balón al fondo de la red en un partido insípido que finalizó 0-0.

En el comienzo del encuentro, parecía que los ‘Wolves’ se iban a mostrar con un papel pasivo ante la intensa presión de su rival, pero con el pasar de los minutos comenzó a sentirse cómodo y peligroso con la cesión del balón y la explosión en los contraataques. En cambio, los ‘Foxes’ fueron de mayor a menor en el partido, mantuvieron el dominio del balón y apretaron arriba a sus rivales en el inicio, pero no lograron generar y finalizar jugadas claves para marcar la diferencia en el marcador.

Las primeras ocasiones llegaban por parte del conjunto local, aunque estas no acabaron bien, ya que Rúben Neves y Adama Traoré fallaban al arco desde una posición bastante cómoda a la vista. Aún así, ninguno de estos dos se mostraban como los más peligrosos durante la primera parte, sino que era Pedro Neto, quien más incomodaba con su gambeta, velocidad y gran agilidad a la defensa vestida de azul (en especial a su marcador Ricardo Pereira y Jonny Evans) en los primeros 45 minutos.

Por parte de Leicester, las ocasiones y figuras destacadas escaseaban, ya que ni siquiera tuvieron una ocasión que hubiese asustado a aficionados rivales en esta primera parte, a tal punto que lo más peligroso que lograron generar fue un pase al medio de Maddison que Iheanacho no logró impactar y un disparo lejano del mismo número diez que llegó con facilidad a la posición y manos del arquero portugués. La falta de una figura tan grande como lo es Jamie Vardy se hacía evidente en el área rival, más allá de que el delantero nigeriano no desarrolló un mal encuentro.

En la segunda parte los papeles del partido no cambiaron, pero si se vio un cambio en la intensidad y agresividad de cada ataque. El equipo local comenzó a buscar con mayor ímpetu el gol que les diera la ventaja y lo hizo de la mano de un Adama mucho más encendido que en la primera parte, lo cual genero un dolor de trasero para Justin. La ocasión más clara de este equipo llegó tras el ingreso de Silva por Willian José, ya que a los 75 minutos un gran pase filtrado posterior a un despeje de pelota parada, dejó solo al joven delantero portugués, pero al tratar de definir, Fábio se encontró con un enorme Schmeichel que logró desviar milimétricamente dicho balón.

Gran atajada de Kasper Schmeichel ante Fábio Silva

En cambio, el equipo de Rodgers parecía haber salido dormido a los segundos 45 minutos, ya que bajaron aún más la intensidad a la hora de atacar hasta los minutos finales, donde parecieron reaccionar y se encontraron más cerca del grito sagrado. El ingreso de su número 9 les dio a sus compañeros la posibilidad de buscar más oportunidades a partir de centros en busca de su cabeza. Así fue en el final del partido, cuando a los 91 minutos un gran centro pinchado de Albrighton conectó con la cabeza de Jamie, pero desafortunadamente, los aficionados ‘Foxes’ vieron su balón irse desviada por muy poco.

Así, en un partido sin emociones, Wolverhampton y Leicester empataron 0-0 llevándose un punto cada uno que no les sirve demasiado para su actualidad.

FICHA TÉCNICA

Estadio:

Molineux Stadium.

Resultado:

Wolverhampton Wanderers 0-0 Leicester City.

Amonestaciones:

Wolverhampton WanderersLeicester City
45′ R. Neves (Tarjeta Amarilla)31′ J. Evans (Tarjeta Amarilla)
53′ C. Söyüncü (Tarjeta Amarilla)
61 J. Maddison (Tarjeta Amarilla)

Alineaciones:

Árbitro:

Martin Atkinson.

Comentarios de Facebook

0