Las seis renovaciones claves que marcarán el futuro del Barça

La temporada comienza a entrar a la recta final. LaLiga, Copa y Champions están definiendo de a poco quienes serán los ganadores del 2020-2021. Además en el caso del Barcelona, las elecciones están a la vuelta de la esquina y el candidato ganador, deberá trabajar fuertemente en fichar y mantener los 6 pilares para el futuro del club Culé.

La nueva dirección deportiva no tendrá solo que acometer bajas y tratar de buscar altas mirando más que nunca el calidad-precio, sino que deberá remangarse para renovar a una serie de futbolistas que definirán el Barça del futuro, lo que no será fácil dada la situación económica y el límite salarial copado.

Las renovaciones deben empezar con Messi, luego continuar de manera urgente con los jóvenes que han irrumpido esta temporada (Ansu, Pedri y Araujo) y acabar con dos jugadores claves que terminan contrato en el 2022 ( Dembélé y Sergi Roberto). Todo un reto para el futuro presidente del club.

Messi, siempre Messi

La madre de todas las renovaciones, la que definirá qué será el Barça 21-22. El argentino acaba contrato en apenas cuatro meses y medio. Así que lo primero que tendrá que hacer el nuevo presidente será marcar su número en el teléfono para convencerle de que siga, transmitiéndole que el proyecto será ganador y que se procurará que el contrato actual no sufra una bajada como para invitarle a que se vaya.

El heredero, Ansu

Después de la de Messi, la segunda renovación en orden de importancia. Ansu Fati acaba contrato en 2022. Aunque en el club se haya defendido que pueden ampliar dos años más de manera automática y así prolongar hasta 2024, desde el entorno del delantero replican que esa cláusula es ilegal y Mendes, su representante desde hace meses, apretará para lograr un contrato a la altura de lo que ya ha ofrecido y de lo que puede llegar a ser.

El remplazo de Pique

Araujo es otra de las sensaciones de este curso. El central uruguayo ha irrumpido con tanta fuerza que Koeman suspira para que regrese cuanto antes de la lesión y pueda formar dupla con Piqué. Su contrato finaliza en 2023 y ahora mismo están vigentes las condiciones que contemplaban su ascenso al primer equipo cuando firmó en agosto de 2018, a todas luces desactualizadas visto el rendimiento del jugador. Hace meses, antes de la dimisión de Bartomeu, ya se estaba hablando de una renovación hasta 2026, ahora en esta a la espera del nuevo presidente.

La ilusión, Dembelé


Caso muy distinto a los anteriores, porque Dembélé lleva ya cuatro temporadas en el Barça y acaba contrato en 2022, por tanto en los próximos meses se debe decidir si se le renueva o se le vende para evitar el riesgo de que el próximo año se vaya gratis.

Su rendimiento ha estado muy por debajo de un fichaje que ya va por los 135 millones de euros, muy condicionado por las lesiones, con otro puñado de episodios alejados de la profesionalidad que se exige a un futbolista de su nivel, demasiado intermitente tras ya 100 partidos de azulgrana.  Sin embargo, en el club confían que con un buen proyecto pueda potenciar su juego y por fin lograrse consolidarse .

El nuevo cerebro, Pedri

Junto con Ansu y Araujo, el otro joven que ha llegado para quedarse, titular indiscutible a sus 18 años y a las puertas de debutar con la absoluta. Un crecimiento que tendrá que ser reconocido en una revisión de contrato, porque desde luego este Pedri no tiene nada que ver con el que llegó en agosto al Camp Nou. Pedri firmó hasta 2022 ampliable a 2024 pero aquellas condiciones ya no se ajustan a su nivel, por lo que más allá de la duración del contrato se impone una revisión de las condiciones.

Uno de los pocos referentes que han sobrevivido, Sergi

Sergi Roberto es un caso especial, porque se trata de un veterano que acaba contrato en 2022 y con cuya salida ya se ha amagado en el último verano. No estuvo en las cuatro renovaciones de una tacada que cerró Bartomeu para adecuar salarios a la pandemia (Piqué, Ter Stegen, De Jong y Lenglet) y su temporada está siendo marcada por las lesiones. A sus 29 años y en su octava temporada como jugador del primer equipo se encuentra en un momento clave, buscar otra ampliación y consolidarse como uno de los mentores en el nuevo proyecto culé.

Comentarios de Facebook

0