OFICIAL | El fútbol argentino vuelve a Fase 1

La segunda ola de contagios en Argentina está próxima a caer. El presidente de la nación tomará nuevas medidas ante la creciente cantidad de personas infectadas por el virus de Covid-19. Según el comunicado oficial, el 5 de abril se registraron 13.667 nuevos contagios en el país. Durante los últimos meses, hubo demasiada relajación y mucha alomeración entre personas.

Los casos de coronavirus en los equipos de fútbol no tardaron en llegar y el más afectado de todos, fue un club del sur de la provincia de Buenos Aires. Hablamos de Banfield, el equipo de Sanguinetti es una de las revelaciones de la Copa de la Liga Profesional. Actualmente, suma 13 puntos en el Grupo A y ocupa el segundo puesto en zona de clasificación a los Play-Off, detrás de Colón.

Previo al duelo frente a Estudiantes, se dieron a conocer 18 casos de Covid-19 en el plantel. Ante tal noticia, el DT del Taladro, tuvo que improvisar frente a la pérdida de sus jugadores estrellas como Galoppo, Payero y Pons, entre otros. La convocatoria contó con 18 de 20 jugadores salidos de las inferiores del club. Matías González, quién fue uno de los debutantes en la máxima categoría, entregó dos asistencias que ayudaron a que su equipo empate el partido frente al Pincha por 2-2.

Banfield, equipo sensación, el más afectado por contagios

Sarmiento, recientemente ascendido a la primera división del fútbol argentino, también se vio muy afectado por los contagios de Covid-19. El conjunto de Junín fue el primero que instaló preocupación por un brote masivo que sufrió hace unas semanas. Fueron un total de 17 casos, incluido su entrenador Mario Sciaqua, los utileros, Néstor Herrera y Federico Quinteros, el médico principal, Mario Rodríguez y jugadores del plantel como Manuel Vicentini, arquero y capitán del Verde.

A día de hoy, el club ha recuperado a 12 personas de la institución, incluyendo al DT, utileros y médico. Los restantes que se sumarán a los entrenamientos son Nicolás Bazzana, Lautaro Montoya, Gabriel Graciani y Federico Vismara (jugadores), Gerardo Alfaro (Ayudante de Campo), Mauro Ferraiuolo (médico), Osvaldo Cisneros (masajista) y Lucas Vargas (utilero).

Sarmiento de Junín, el primero en sembrar el caos

Otro de los planteles afectados horas antes de un duelo muy complicado ante Lanús, fue Gimnasia y Esgrima de La Plata. El equipo dirigido por Leandro Martini, uno de los más sólidos en la actualidad, sufrió 15 bajas antes del duelo ante el Granate. El Lobo dio la cara y jugó un partidazo a pesar de caer derrotado por 4-2. Lucas Licht, el capitán de 40 años, fue la figura del equipo con dos golazos que mantuvieron la ilusión de igualar el partido hasta el último minuto.

Pero lamentablemente, un día después del encuentro, se reveló que Matías Miranda, volante titular ante Lanús, jugó el partido estando infectado. De esta manera, el conjunto platense suma en la actualidad un total de 16 jugadores contagiados por coronavirus.

Masiva ola de contagios en el Lobo platense (Foto: Gimnasia LP)

 

Por último, llegamos a Avellaneda, más precisamente a Independiente. El Rojo, que no atraviesa un buen momento en lo futbolístico, en las últimas semanas ha estado en la mira de todos. Varios jugadores se vieron involucrados en un asado en las instalaciones del club, sin respetar los protocolos de distanciamiento y sin la utilización de los correspondientes tapabocas. A días de posiblemente el partido más importante del año ante Racing Club, el club con más Copas Libertadores ya cuenta con dos jugadores que dieron positivo en los hisopados.

Hablamos de Sebastián Sosa, arquero y figura ante Boca (tapó un penal) y Patricio Ostachuk, juvenil del equipo. Ante tal situación, los de Avellaneda tomaron la decisión de realizar test rápidos a todas las personas que forman parte de la institución y varios de ellos arrojaron resultados positivos. Entre ellos Domingo Blanco, Diego Segovia, Ezequiel Muñoz y su entrenador, Julio Falcioni, persona de edad mayor y que pertenece a la población de riesgo.

Durante el entrenamiento matutino, varios jugadores, incluidos Nicolas Messiniti, Lucas Romero, Thomas Ortega y Gonzalo Asís no pudieron finalizar la práctica por síntomas compatibles a Covid-19. Juan Ignacio Pacchini, sin presentar síntomas por ahora, fue aislado en su propiedad tras tener contacto estrecho con los mencionados jugadores.

Julio César Falcioni dio positivo por Covid-19 (Foto: Independiente)

El país sufre un aumento de casos muy preocupante y en los deportes, incluido el fútbol, comienza a notarse de manera muy llamativa. Es cierto que es difícil volver a frenar la competencia, ya que muchos clubes viven y se mantienen a base de los ingresos que reciben por jugar los diferentes torneos y la misma Copa Argentina, que para un club del ascenso, el dinero que entrega esta competencia es muy alto si ganas un partido y avanzas de fase, pero esto va más allá del parón y marketing, hablamos de las vidas que están en riesgo y el sorprendente lento proceso de vacunación que se está llevando a cabo en la República Argentina.

Basándonos en esto, el comité ejecutivo de la AFA decidió que el fútbol vuelva a Fase 1. Los jugadores volverán a viajar en sus propios autos, no habrá concentraciones y no se podrán bañar en los clubes. Oficialmente, volverán a los trabajos en burbujas.

Comentarios de Facebook

0