El primer once de México con el ‘Tata’ Martino

Luego de que el caótico ciclo del profesor Osorio al frente del seleccionado mexicano terminara, la Femexfut decidió, de nueva cuenta, optar por un estratega extranjero para tomar las riendas de su equipo: el bien valorado Gerardo ‘Tata’ Martino, quien tiene en su currículo haber dirigido al mejor jugador del planeta, en su club y en su selección.

Tras los primeros días de polémica por su designación y el siempre polémico tema de los futbolistas naturalizados, ya se habla de su primera convocatoria y de cuál puede ser su primer once inicial de cara al debut frente a Chile, el próximo 22 de marzo en los Estados Unidos.

Para este pequeño ciclo, no hay jugadores ‘europeos’ en la convocatoria. Son todos futbolistas del medio local; una buena oportunidad para cada uno de ellos de mostrarse e iniciar la lucha por un puesto habitual en las listas de los compromisos que se aproximan.

Habiendo realizado algunas prácticas ya, se sabe que el ‘Tata’ Martino pondrá en la cancha un 4-3-3, conformado por Hugo González en el arco; Luis Rodríguez, Hiram Mier, Carlos Salcedo y Jesús Gallardo en la línea defensiva; José Juan Vázquez, Juan Pablo Vigón y Orbelón Pineda en el medio del campo; Isaac Brizuela, Javier Aquino y Henry Martín en la línea de ataque.

A primera vista, el equipo parece bastante interesante. Un híbrido de experiencia y sangre nueva que podría dar buenos resultados en el futuro cercano; claro, siempre y cuando este grupo de futbolistas entienda que su papel consiste en consolidarse y edificar la segunda línea del proyecto de Martino.

Evidentemente, es de esperar que para las próximas convocatorias comiencen a aparecer todos, o la gran parte, aquellos futbolistas que militan en el viejo continente. Y es que es ahí donde el proyecto del DT argentino puede tornarse muy esperanzador para la hinchada mexicana.

Pensar que en la próxima Copa del Mundo, México pueda alinear a jugadores como Irving Lozano, Raúl Jiménez o Diego Lainez, quienes para entonces ya contarán con bastante experiencia en las mejores ligas del mundo, es, sin duda, sinónimo de ilusión. Y todo esto combinado con los conocimientos y la trayectoria de un entrenador como Gerardo Martino, podría arrojar escenarios bastante benéficos y nunca transitados por el fútbol azteca.

Con la mira puesta en el futuro, el primer once de la era Martino resulta casi una anécdota, que será olvidada al instante en que empiecen a aparecer las figuras habituales, las vacas sagradas y los hombres de confianza.

A pesar de la banalidad del compromiso, la prensa tradicional y los fervorosos críticos de la selección mexicana, en sus obtusos análisis, ignoran casi por completo el funcionamiento del equipo para enfocarse obsesivamente con el resultado. De tal manera que para la buena salud del proyecto del ‘Tata’, iniciar con un resultado favorable será vital para evitar la tormenta que atraviesa el barco tricolor cada cuatro años en su camino al Mundial.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *