Ganadores en la cancha, eliminados en la mesa de la Conmebol

Tal como sucedió hace 8 días, el cuadro ecuatoriano de Barcelona Sporting Club fue superior a su rival, Defensor Sporting de Uruguay. El equipo ecuatoriano intentó superar, por todos los medios el 3 a 0 que había impuesto la Conmebol en un extraño fallo que emitió el día lunes, a pesar de que la serie era favorable para los amarillos por 2 a 1.

Centros desde la banda de Marcos Caicedo y Byron Castillo, diagonales de Ely Esterilla, remates de Estupiñan e intentos de fluir el balón por el centro de Marques y Oyola se encontraban con 11 jugadores del equipo uruguayo agazapado y con una correcta y ordenada actitud defensiva. Todo el primer tiempo fue del cuadro guayaquileño que tuvo varias ocasiones en el área del rival pero ninguna con real peligro pues todas morían en la defensa violeta o en el arquero Rodríguez. Los uruguayos intentaron en un par de contragolpes que ni siquiera llegaron al área pero que generaron una que otra falta que inquietó a Frascarelli pero que no llevaron real peligro. Estupiñan cabeceando o rematando desviado, Alemán impreciso en la definición o con miedo de patear al arco, Esterilla rematando débil, Marcos y Beder Caicedo centrando buscapiés, carambolas entre las piernas de los defensas violetas en el área de la visita, falta de precisión en la definición o impericia de los delanteros eran una constante en la primera parte. Hasta que a los 40 minutos, tras un mal despeje de Rodríguez, Matías Oyola -figura del encuentro- hizo pasar de largo a Nápoli con un enganche fuera del área y remató por encima del arquero para terminar el primer tiempo 1 a 0 a favor del cuadro torero.

En el segundo tiempo, el cuadro amarillo siguió atacando de la misma manera solo que se encontró con la desidia de Alemán y Estupiñan que ya no generaron peligro y jugaban escondidos por el medio, situación que obligó a que Oyola, Marques y el zaguero central Arreaga traten de organizar al equipo desde el centro para que los extremos toreros causen peligro pero el planteamiento ofensivo de los locales era demasiado predecible y por ello, Defensor Sporting pudo pasar en varias ocasiones la mitad de la cancha, hasta el tercer cuarto, siendo lo más cerca del gol que pudo estar. El peligro de los locales fue controlado a base de orden, superioridad numérica en defensa (10 jugadores en el área visitante), mala definición y agotamiento de los jugadores locales, y cambios que no tuvieron efecto por parte de la parte técnica del cuadro ecuatoriano.

Así, el partido murió con un equipo que atacó el 80 % en los partidos de ida y vuelta y que ganó por 3 a 1 en el resultado global, pero que perdió por el mismo marcador en los papeles administrativos, el sistema Comet y el nefasto manejo de su federación.

Alineaciones:

Barcelona S.C.: D. Frascarelli; B. Castillo, F. Torres, X. Arreaga, B. Caicedo; E. Esterilla, G. Marques, C. Alemán ( A. Quiñónez, 66), M. Oyola ( R. Calderón, 76), M. Caicedo (J. Caicedo, 84); O. Estupiñán. DT: Darwin Quintana (encargado)

Defensor Sporting: Rodríguez; Gómez, Carrera, Correa, Villoldo; Nápoli, López (Correa, 62), Cristóbal, Rabuñal (Santos, 89), Piquerez; Navarro (Milán, 68). DT: Jorge da Silva.

Árbitro: Wilmar Roldán (Colombia). Amonestó a Torres (45+1), Caicedo (60), Marques (77), de Barcelona SC; Cristóbal (12), Rodríguez (51), de Defensor Sporting.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *