Juan Carlos Osorio, ¿realmente se queda en Paraguay?

0 24

Permítanme dudarlo, el técnico colombiano ya demostró en una ocasión, que por cumplir sus sueños puede destruir los de muchos. 

El profesor Juan Carlos Osorio pertenece a esa minoría de profesionales en el fútbol colombiano, que han mirado un poco más allá de la punta de su nariz para lograr los objetivos trazados. Sería injusto llamarlo “recreacionista”, remoquete utilizado por algún sector de la dirección técnica y la prensa colombiana que trató de menospreciar su trabajo al dirigir a Millonarios.

De igual manera, la forma de cómo se le calificó al manejar la selección mexicana y ni que decir sobre las ofensas lanzadas por algunos medios de comunicación y ex futbolistas del país manito antes durante y después del mundial Rusia 2018.

https://www.youtube.com/watch?v=R0SZimsWBM4

Pero si no vamos un poco más atrás, si volvemos al año en que Osorio llega al Sao Paulo (2015), podemos encontrarnos con un técnico lleno de triunfos con Atlético Nacional (7 títulos), que llenaba de ilusión a los hinchas paulistas y de orgullo por la contratación a sus directivos. Todo este idilio sólo duró 4 meses, Juan Carlos Osorio aceptaba la propuesta de la federación mexicana para hacerse cargo de la selección absoluta con miras al campeonato Mundial en Rusia, y ese día la felicidad de los hinchas del Sao Paulo se fue al precipicio de la desolación por culpa de las ganas del colombiano de estar en un mundial.

Así de sencillo deshizo su contrato gracias a las famosas cláusulas que permiten a los técnicos poder faltar a su palabra con un equipo, bajo el argumento que quedan por escrito al momento firmar. ¿Pero realmente esto avala la salida de un técnico? Sí, hasta le permite irse sin la necesidad de un pago económico que beneficie al club.

La FIFA debería tomar cartas en el asunto y no permitir que estas cláusulas sean utilizadas para que cualquiera pueda dejar a los equipos. Si firma y decide irse antes de terminar un campeonato o liga, pues que no dirija hasta que se cumpla con el evento con el cual arranco y decidió abandonar. Inclusive, que se extienda al nivel de selecciones y de jugadores que llegan a firmar contratos con una posible salida al exterior.

Ahora bien, en el caso del Sao Paulo como el de muchos equipos en el mundo, los dirigentes acceden a esta demagogia para demostrar gestión y logros ante la opinión pública. Olvidan que esos contratos se vuelven un  haraquiri y que al final tendrán que tomar responsabilidad por permitir esto en dichos documentos.

El caso de Paraguay, puede llegar a ser la crónica de una muerte anunciada. Si el profesor Osorio incluyó, como se especula en las diferentes informaciones que se manejan en el mundo del fútbol, una cláusula que le permitiría abandonar el seleccionado guaraní por el requerimiento de la federación colombiana para manejar el elenco de nuestro país, pues tendría las puertas y el camino libre para cumplir el sueño de su “viejo” como aseguró en una rueda de prensa.

Profesor Osorio, así no. Personalmente sueño con un técnico para Colombia como usted, con su preparación, su “good will”  y su don de gente. Alguien que entienda el fútbol colombiano y mundial; alguien que le hable con propiedad a los jugadores que se codean diariamente con las diferentes figuras en Europa. Pero su imagen de colombiano exitoso no puede ser manchada por su sueño y el de su familia de responsabilizarse de lo que mas queremos futbolísticamente hablando. Ahora, usted tiene derecho a ser el líder en un proceso que lleve a su país a un mundial o a un torneo continental, pero los paraguayos tienen derecho a que se les cumpla con la palabra empeñada más allá de un documento firmado y se respete su seleccionado por encima de las ambiciones personales.

Todo indica que Álvaro González Alzate, vicepresidente y uno de los dirigentes más antiguos que tiene la federación Colombiana de Fútbol, estaría detrás de la llegada de Juan Carlos Osorio al seleccionado, y al parecer está absolutamente decidido a traerlo a pesar que ya existe un contrato entre Osorio y Paraguay. Por esta razón, estoy convencido que el Pereirano más temprano que tarde abandonará al equipo guaraní para llegar a manejar la selección Colombia.

Andrés E. Muñoz (Periodista deportivo)

@andresemunoz – @radiovoltio

209880cookie-checkJuan Carlos Osorio, ¿realmente se queda en Paraguay?
Comentarios
Cargando...