25 C
Cúcuta
julio 23, 2019
Fan One Sport

La evolución de Liverpool con Klopp

Un 8 de octubre de 2015 era presentado Jürgen Klopp como nuevo director técnico de Liverpool. Equipo que se encontraba sin rumbo pero que en otras épocas era el dominador de Inglaterra y de Europa por su fútbol lúcido y eficaz.

De ese equipo ganador y arrollador de los años 70´s y 80´s que supo armar un proceso y crear una escuela en Inglaterra, en este nuevo milenio no queda nada, pareciera que el conjunto “red” pagó el karma de la tragedia de Heysel. Aquella vez hooligans del equipo inglés ocasionaron una tragedia en plena final de la Liga de Campeones de Europa, hecho que privó al Liverpool de obtener su quinta copa de Europa y de esta forma mantener el dominio inglés en el viejo continente.

La última liga la ganó en la temporada 1989/1990, ya ha pasado bastante tiempo y aunque el equipo ha estado bastante cerca de recuperar el trono del fútbol inglés, siempre le termina faltando ese centavo para el peso. Muchos desaciertos se han cometido durante estos años, uno de los más importantes es que la dirigencia no supo reemplazar de manera eficaz la escuela que Liverpool supo crear, contratando a entrenadores inexpertos o tal vez capacitados pero que les pesó con creces la camiseta del club.

La política de fichajes tampoco fue la adecuada, se contrataron jugadores de un nivel mediano a precios increíbles para un equipo que estaba acostumbrado a la élite, los títulos siguieron llegando, copas domésticas, una liga de campeones y un par de copas UEFA, pero siempre quedó el sinsabor de no lograr la liga local

Pero, personalmente, creo que el mayor error cometido por las directivas del club fue traicionar su filosofía e idiosincrasia de no mantener proyectos a largo plazo. En la década del 90 y comienzos de este nuevo milenio la dirigencia navegó sin rumbo, sin saber lo que quería y sin un proyecto para reconstruir al equipo y devolverle la hegemonía en su país.

Solo dos directores técnicos se mantuvieron y le devolvieron algo de identidad al club, «Rafa» Benítez y Brendan Rodgers, quienes estuvieron cerca de volver a ganar un título de Premier, el primero se fue siendo exitoso ganando las dos copas que se juegan a nivel continental, el segundo con un plantel limitado estuvo cerca del tan anhelado título, su único pecado fue que a la siguiente temporada dejó ir a la estrella del equipo y no supo cómo reemplazarla.

Después de muchos fallos el club entendió, que para refundarse futbolísticamente debía volver a su filosofía, esa que lo hizo el más grande del fútbol inglés y de esta manera llegó al banquillo “red” Jürgen Klopp, un entrenador que ya había demostrado que era de procesos largos y que sabía lo que era estar en la élite.

“Kloppo” ha causado una revolución en la ciudad de los Beatles porque recibió a un equipo caído pero. poco a poco, lo ha sabido levantar.

En sus primeros 6 meses al frente del club lo llevó a disputar 2 finales; aunque las perdió, era impensado que el club con esa plantilla llegara a pelear los títulos de esa manera.

El técnico alemán en sus tres años al frente del equipo le ha dado una identidad y le ha concedido un estilo propio al club imponiendo su sello, si bien Klopp en Alemania se caracterizó por tener un equipo de jóvenes con hambre de gloria, entendió que para competir y estar en la élite mundial se debe sacar la billetera e invertir en un par de jugadores buenos pero con la capacidad de acoplarse a las características de su juego y eso le ha funcionado.

Si bien lo han criticado por este gasto, sobre todo en esta última temporada, el Liverpool comparado con los equipos de Manchester (United y City) ha gastado 3 veces menos que ellos en tres años y aunque los títulos no han llegado ya puso al Liverpool en dos finales europeas cosa que el City con el jeque no ha logrado, aparte está peleando la Premier cosas que el United no ha conseguido en estos dos años.

El final de temporada pinta negro para Klopp, a falta de un partido en la Premier se encuentra a dos puntos del City y parece imposible que a este se le escape el título y en la Champions tendrá que remontar un 0-3 contra el Barcelona lo cual se ve improbable, aunque el Liverpool tiene esa mística que aflora en los malos momentos si no lo creen, pregúntenle al Milán.

Parece mentira, pero dados a los resultados de esta temporada muchos aficionados “reds” si no se gana un título pedirán la cabeza del estratega alemán, lo cual me parece descabellado porque se cortaría un proceso que hasta ahora está dando frutos. Klopp me recuerda a Shankly, ambos cogieron al equipo en un mal momento y en el caso de Bill supo llevarlo a la gloria, pero fue un proceso de años. Así como lo está haciendo Jürgen, es una empresa difícil, pero hay que tenerle paciencia. Si no se da esta temporada, ya hay una base, un estilo e identidad definidos para la próxima.

Como dijo Sir Alex Ferguson “la historia siempre se repite y el Liverpool volverá de nuevo, no hay duda”, mientras la historia pone al Liverpool en su lugar, el club y Jürgen Kloop… ¡¡NUNCA CAMINARÁN SOLOS!!

Artículos Relacionados

Un sabio maestro

Duvan

Sigue la disputa entre el Cardiff y el Nantes por el caso de Emiliano Sala

Carlos Florez

PREVIA | Éibar vs Atlético de Madrid

Danny Cárdenas
Cargando....