20.2 C
Cúcuta
diciembre 16, 2019
Fan One Sport

La situación del Veracruz

Muy atrás y enterradas bajo la arena del tiempo quedaron las épocas del Pirata Fuente o Cuauhtémoc Blanco en el puerto.

El Veracruz de hoy, el de Fidel Kuri, es un remedo de club, una institución que se desangra desde las entrañas y deja a la vista del mundo entero una de las peores crisis institucionales permitida y solapada por la, siempre cuestionable, cúpula de la Femexfut.

En varios pasajes de la historia del fútbol mexicano, el tiburón rojo fue capaz de escribir gloriosas páginas y convertirse en un estandarte de la liga, en un bastión de buen fútbol, de fiesta y alegría. Hoy, tristemente, el Veracruz es simplemente un instrumento político.

Como en la Unión Soviética, en la Alemania Oriental o en la Cuba de los Castro, donde el deporte se utilizaba como un elemento propagandístico para tratar de perpetuar las ideas del modelo comunista del siglo XX, el Veracruz es usado como una vil herramienta electoral, para llevar electores a las urnas en favor del partido de la bandera tricolor, sin importar la evidente incapacidad del equipo para competir dignamente en el máximo circuito.

La temporada pasada, el Veracruz perdió en la cancha su derecho a permanecer en la primera división; sin embargo, unos cuantos billetes fueron necesarios para no descender al infierno que supone jugar en la liga de ascenso. Tan lamentable es que un equipo compre su permanencia en la liga, como que las autoridades de la misma lo consientan.

¿Quiénes y por qué están detrás de estas peripecias, de este circo que le ha permitido a Fidel Kuri mantener al club en primera división? ¿Qué secretos tiene en su poder Kuri que los poderosos dirigentes, los dueños del balón en México han sido incapaces de apearlo de la estructura de la liga?.

Las respuestas a estas misteriosas inquietudes quizá nunca vean la luz, como es habitual en un fútbol tan poco serio y plagado de resoluciones ubicadas en áreas grises del reglamento. A esta altura del partido, si el Veracruz sigue perdiendo partidos, siendo el hazmerreír de la liga, si Jurado, a pesar de ser una gran promesa, sigue recibiendo goleada tras goleada, todo es absolutamente irrelevante.

La situación del buque insignia del puerto es tan apremiante y bochornosa, que resultará mucho, mucho más productivo desenmascarar a todos aquellos involucrados en la edificación de este estentóreo fracaso. Que se deje de permitir la injerencia de capital del Estado en el fútbol y que se aplique una sanción ejemplarizante.

Pero mientras eso sucede, a la afición del puerto no le queda más que seguir sufriendo los malos manejos y los ridículos deportivos; aunque, claro, siempre tienen la opción de dejar de apoyar al equipo en señal de protesta e inconformidad.

Artículos Relacionados

Gustavo Matosas y su aburrimiento en Costa Rica

Aldo

PREVIA | Chivas vs Atlas

Esteban Reyes

Previa: América vs Morelia // Semifinal Liga BBVA MX

Memo
Cargando....