Los galácticos de Zidane

La revolución en la plantilla madridista podría rememorar aquella época de los galácticos de inicios del siglo XXI.

0 206

«Todo tiempo pasado fue mejor», reza el viejo adagio. Ciertamente es que el ser humano siempre vuelve a aquellos lugares, personas y momentos que lo hicieron feliz. El instinto de supervivencia lleva a evitar el sufrimiento buscando los fragmentos de la vida que alivian el dolor.

Y sí, sufrimiento es el sentir que muchos madridistas usan para describir lo que han padecido esta nefasta temporada. Recurriendo a otro refrán: «después de la tormenta llega la calma», pareciera que al Real Madrid se le dio justo a la inversa. Luego de aquella final en Kiev donde se alcanzaba la cúspide del éxito europeo con la tercera Copa de Europa al hilo, empezaba el martirio blanco.

En cuestión de semanas, Cristiano declaraba a pie de campo que había sido un placer haber jugado en el Madrid. Un bombazo inesperado del cual la prensa se haría eco de forma inmediata. La historia de amor entre el merengue y CR7 llegaba a su fin. Semanas después el segundo golpe retumbaba. Zidane anunciaba en rueda de prensa que iba a dimitir como estratega madridista.

El resultado de estos giros inesperados era el caos en las directivas del Madrid. Debían recurrir al mercado para conseguir un DT de garantías, y acabaron equivocándose dos veces con la contratación polémica de Julen Lopetegui y luego el ascenso forzoso de Santiago Solari.

Para remate, los refuerzos para disimular la ausencia del goleador histórico del club no dieron la talla. Gareth Bale debía tomar el testigo y asumir el mando goleador y por enésima vez las lesiones se lo impidieron. Karim Benzema dio la cara pero fue insuficiente y Mariano fue un breve destello de esperanza que surcó el cielo blanco.

Con este panorama, el desastre era inevitable. Sendas derrotas en apenas una semana apeaban al conjunto de Chamartín de la lucha por las tres competiciones: En Liga destrozado en el clásico, en Copa el FC Barcelona repetiría la dosis y en Champions la ‘pandilla feliz’ del Ajax le daba la estocada final al Madrid.

Llegaba la hora de tomar medidas drasticas, y Florentino es experto en eso, ya lo hizo a inicios de siglo cuando a base de talonario en su primera etapa como presidente blanco armó una plantilla repleta de estrellas denominada «Los Galácticos».

Ahora con el regreso de Zinedine Zidane puede asemejarse a esa época de inicios de siglo, pero con ‘Zizou’ dirigiendo la orquesta desde el banquillo con los refuerzos de élite que su presidente le prometió el día que lo volvió a contratar.

Un presupuesto desorbitado, una necesidad imperiosa de refuerzos y un mercado con los precios exageradamente elevados son tres condimentos que tendrá que degustar Florentino para fichar a las estrellas que conformarán a «Los Galácticos de Zidane».

De los probables fichajes que se manejaron entre rumores, el de Eder Militao ya se hizo oficial. El resto hay un sinfín de opcionados que sin duda resultarían un megaequipo.

Porteros

En el arco hay debate por la titular, pero no habrán refuerzos.

Defensas

Si se concreta la salida de Marcelo, la banda izquierda se debe reforzar. Junior Firpo, defensor del Real Betis gusta a Zidane y lucharía con Reguilón por el puesto.
Varane estaría escuchando ofertas para salir, en caso tal el mercado ofrece pocas opciones, siendo la de Virgil Van Dijk la más ambiciosa.

Mediocampistas

La revolución podría darse en esta zona del campo. El tridente Kroos, Casemiro y Modric podría desaparecer. El club está oyendo ofertas por el alemán, y se especula con un trueque Pogba-Kroos. En el caso del actual balón de oro, el Madrid va en busca de su recambio, y ha fijado sus ojos en el danés Christian Eriksen, quien dado su biotipo posee un estilo de juego similar.

Delanteros

La zona de ataque más mermada y con más rumores, tanto en las posibles altas como en las bajas. Sin duda la salida más que probable de Gareth Bale vendría como un cambio de aires, se haría caja con su venta y espacio en el ataque blanco. Con el traspaso inminente de Luka Jovic, la ofensiva blanca quedaría armada con la joya de la corona: el traspaso del referente belga Eden Hazard.

Con este panorama armado, Florentino sabe que alrededor de 600 millones de euros se irán en fichajes, una cifra desorbitada en comparación con las ventas que no registrarían valores cercanos hasta los 200 millones.

Se viene cocinando la segunda era galáctica en el Bernabéu, ¿los resultados serán tan pocos como el de la primera, o la magia de Zidane hará que el Real Madrid recupere el trono europeo?

324650cookie-checkLos galácticos de Zidane
Comentarios
Cargando...