Selección Colombia: Expectativas y desafíos para el nuevo entrenador

Inicia 2019 y seguimos con la expectativa de quién dirigirá la Selección Colombia de mayores. Compromisos como la Copa América y el inicio de las eliminatorias a Qatar 2022, son objetivos inmediatos para el nuevo Director Técnico de la Selección. Los medios se han encargado de mencionar nombres, reuniones, acuerdos y hasta pronunciamientos en redes sociales desmintiendo acercamientos. Lo importante es que quien llegue, lo haga comprometido y con ganas de trabajar.

Hoy en día no podemos hablar de un Director Técnico, sino de un Cuerpo Técnico capaz de reaccionar ante situaciones como las vividas contra la selección de Japón en Rusia 2018, un partido mal planteado y un error que costó una expulsión a los 6 minutos de debutar.

Lecciones Aprendidas

Corría el año 1989 cuando en un partido contra la selección de Israel, Albeiro “el Palomo” Usurriaga anotaba el gol que nos clasificaría al Mundial de Italia en 1990, era un partido de repechaje y la selección era dirigida por Francisco Maturana.

Vino entonces, el debut contra la selección de Emiratos Arabes Unidos, fueron 2 goles que aunque pocos lo recuerdan, fueron muy importantes para clasificar por primera vez a segunda ronda de un Mundial.

Yugoslavia nos puso a pensar, un error comprometió a Higuita y perdimos la oportunidad de jugar contra Alemania un poco más cómodos.

Llegó el día de jugar contra la mejor Selección de la época, dirigida por Franz Beckembauer y con una nómina de lujo, nombres como Bodo Illgner, Andreas Brehme, Lothar Matthäus y Jürgen Klinsmann, eran referentes en cada línea. Las ganas, la disposición de los jugadores y el planteamiento del partido hicieron que el partido fuera muy entretenido y en ocasiones se viera la Selección Colombia con mejor control del partido, merecíamos el empate.

Recuerdo que, en su momento, Francisco Maturana manifestó que prefería jugar contra Italia que contra Camerún, porque el fútbol africano no era muy conocido y no tenia muchos referentes, la historia ya la conocemos. Eran épocas donde los jugadores colombianos no tenían mayor bagaje internacional, realmente empatar con la Selección Alemana, fue una gran hazaña.

Para Brasil 2014, después de 3 mundiales consecutivos sin asistir, llegamos sin muchas pretensiones, logrando la mejor participación de una Selección Colombia en la historia de los mundiales, ganamos el premio al Fair Play y James se consagró no solo como goleador, sino con el mejor gol del mundial y del año.

Alemania – México en Rusia 2018 demostró que el análisis del rival, el conocimiento de los jugadores y un objetivo claro dan buenos resultados y el tema de la rotación de Osorio no puede ser descartado del todo.

Equipos como Francia y Croacia, dieron lecciones de buen fútbol, su organización y disciplina los llevaron a ocupar el podio en esta ocasión.

Lo que se viene:

Desde mi punto de vista, una Selección Nacional debe ser dirigida por un Cuerpo Técnico capaz de encontrar la armonía de juego en cada convocatoria, analizar y estudiar muy bien los rivales a enfrentar, comunicarse bien con los jugadores y saber escuchar a los técnicos de sus equipos.

Conocer el medio: ver fútbol nacional y las selecciones menores como una cantera, con el fin de buscar alternativas con jugadores del campeonato interno y aprovechar las fechas FIFA para programar microciclos y partidos amistosos.

Un Director Técnico nacional debe tener experiencia internacional, estar actualizado en sistemas defensivos y ofensivos, conocer a los jugadores y establecer canales de comunicación con ellos y sus equipos para configurar una red que pueda retroalimentar el conocimiento de los involucrados y generar esa dinámica para unir a los jugadores y el Cuerpo Técnico.

Mantener una distancia prudente con los medios de comunicación: el equipo de Pekerman programaba ruedas de prensa en horarios poco convencionales y sus relaciones con la prensa, no eran las mejores; sin embargo, considero que el equipo funcionó bien cuando había presión por ganar. No hay que llegar a extremos.

Ojalá la decisión no sea por cumplir un requisito y que sea quien sea, nos lleve a concretar buenos resultados.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *