Sergio Ramos podría tener dura sanción

Sabemos la dureza en marca que coloca el central sevillano en cada partido. Ramos es tosco y a la vez elegante, puede salir jugando tranquilamente o puede rechazar sin pudor alguno.

Ser férreo en defensa le ha llevado a ganarse el odio de rivales, siendo en algunos casos algo provocador y sin medir su fuerza. A lo largo de su carrera, Ramos acumula un sinfín de amonestaciones y de acciones polémicas donde no ha salido bien librado. Por algo es el jugador con más expulsiones en la liga española y va camino a ser récord mundial en este rubro.

Sin embargo, en el partido de ayer en Holanda frente al Ajax de Amsterdam el camero vivió un momento incómodo y hasta podría decirse que sufrió un lapsus al ofrecer declaraciones que no debieron salir al público.

Los Hechos

Transcurría el minuto 88, el Madrid ganaba un partido difícil donde fue infinitamente inferior al conjunto local, fue superado en todas las líneas. Los holandeses merecieron más, sin embargo el triunfo fue merengue. Fue más letal, la contundencia en ataque y la combinación perfecta entre Vinicius y Benzema pudo más que el feroz juego impuesto por el Ajax.

Con la ventaja en el marcador y llevándose en la bolsa dos goles de visitante, el central madridista vio la oportunidad de borrar las amarillas de cara a una probable clasificación a cuartos de final, por lo que con una fuerte falta sobre un rival forzó al juez central a mostrarle la tercera amarilla acumulada en el torneo, lo que conlleva a una sanción de una fecha (se perderá la vuelta ante el Ajax en el Santiago Bernabéu).

Todo normal hasta ese momento. El error de Ramos llega cuando periodistas españoles le preguntan si ha forzado la amarilla, y en lugar de negarlo, el capitán blanco afirma que lo tuvo presente todo el partido y que ante el triunfo parcial tomó la decisión de forzar la amarilla.

Este jueves la UEFA ha anunciado que abrirá investigación a Sergio Ramos por este hecho. De proceder la sanción y basándonos en los antecedentes, a Ramos podría caerle un partido extra de castigo y llevarlo a perderse una hipotética ida de cuartos de final de la Champions League.

Por su parte, el sevillano ha querido desmarcarse de la polémica a través de su cuenta en twitter: “quiero dejar en claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta” sentenció Ramos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *