Un paso adelante

0 76

Para muchos, Luka Modric no debería haber ganado el Balón de Oro del 2018. Muchos claman que Messi es el mejor jugador del mundo y que debería haberse alzado con el galardón. No obstante, sí es cierto que Modric es uno de los jugadores con más incidencia en sus equipos. Algo que se nota a la perfección cuando este no está bien. El jugador croata nunca se ha escondido, ni en los terrenos de juego ni fuera. No solo hace alarde de una elegancia exquisita y una enorme inteligencia cuando juega al fútbol, sino que da su opinión sin tapujos.

 

A principios de este mes, el jugador declaraba ante los medios que algunos de sus compañeros tenían que haber dado un paso adelante e implicarse más con el equipo tras la debacle sufrida ante el eterno rival. Alguno pensará: “quién esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Sin embargo, si nos fijamos en estos últimos partidos del Real Madrid, Luka ha sido de los mejores, contra el Barcelona le pudimos ver corriendo todo el partido, al igual que ocurrió en el partido ante el Celta de Vigo. Algún periodista tachó el partido del croata como “aceptable” pero, utilizando una opinión personal, si tenemos en cuenta su actitud en estos encuentros y que, además, que en el tiempo que tuvo el balón en los pies siempre demuestra que no tiene nada que envidiar técnicamente a ningún compañero, podemos decir que se trata de lo mejorcito del equipo independientemente de si el marcador es adverso o está a favor. Este nunca se esconde. Puede ser que no tenga demasiado el control de la pelota, pero si se tiene que dejar el alma en el campo, lo hace.

 

Los que duden de lo que estoy tratando de explicar, que se vean el último partido de liga. En este, ante la ausencia de Casemiro o Marcos Llorente, Kroos, desempeñó su papel de mediocentro posicional de manera más conservadora, actuando más de medicentro defensivo. Si digo esto es porque el alemán no es un centrocampista defensivo. Esto lo sabe Luka, que se pasó el partido de un lado para otro y bastante menos liberado en ataque por tener que ayudar en tareas defensivas, bajando mucho, ya que Toni Kroos no es del tipo de jugadores que uno quiere tener cuando se necesita de estas labores. Luka Modric, es un jugador con el que se puede contar siempre, que no rehúye sus obligaciones.

 

En la concentración de su selección también se hace notar Modric. El 10 ha vuelto a destacar tanto en sala de prensa como en el campo. En el campo haciendo todo lo posible para que su selección ganase a Azerbaiyán, y ante los medios, admitiendo que quiere volver a la versión que ofreció en el pasado Mundial, en el que su selección logró algo sin precedentes.

 

Pase lo que pase en verano, el Madrid debería cuidar a Luka. Es fundamental en el esquema táctico y en el grupo. Algo necesario de recalcar es que el croata nunca se queja por la alta carga de minutos que tiene bajo sus pies, como sí ha hecho por ejemplo Kroos, y también que a pesar de que ya va teniendo una edad, aún continúa jugando con la selección croata, no como Corluka, Mandzukic o Subasic. Estamos hablando de un jugador “que nunca se arruga”.

 

 

 

 

 

 

295580cookie-checkUn paso adelante
Comentarios
Cargando...